¿Que es el credo?

¿Qué es el credo?

El credo es el símbolo de fe que en forma de oración representa las creencias de la comunidad cristiana y afirma la naturaleza de Dios. El credo engloba a Dios como creador de todo, refleja el génesis, manifiesta la Divinidad Trinitaria (Padre – Hijo – Espíritu Santo) y expresa el proceso para la salvación de la humanidad. Por tal motivo, se reza en comunidad en la eucaristía dominical ya que es la congregación del pueblo de Dios mientras que la eucaristía entre semana es devocional según la devoción de cada persona.

A lo largo de los siglos el credo ha tenido varias versiones, pero hay dos que son aceptadas por la mayoría de las iglesias cristianas.

  • El credo de los Apóstoles

El que se conoce como la versión corta por ser declarativa, y está basada en la síntesis de las enseñanzas de fe transmitida por los apóstoles.

  • El credo Niceno Constantinopolitano

El mismo surgió de los concilios ecuménicos de Nicea y Constantinopla, con un contenido más extenso y profundo.

Leer más¿Que es el credo?

¿QUE ES LA CATEQUESIS?

¿QUE ES LA CATEQUESIS?

“La catequesis es una educación en la fe de los niños, de los jóvenes y adultos, que comprende especialmente una enseñanza de la doctrina cristiana, dada generalmente de modo orgánico y sistemático con miras a iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana” (CT18).

La catequesis es la forma de evangelizar, de llevar las enseñanzas de Jesús y la doctrina de la iglesia católica a cada cristiano para fundamentar su propia fe y llenar de sentido sus prácticas religiosas.

Leer más¿QUE ES LA CATEQUESIS?

Reflexión del Evangelio del 1 de febrero de 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,7-13):

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.

Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor.

 

En esta palabra de hoy se nos llama a anunciar la buena nueva, a predicar la conversión, a ser testigos de la Verdad. El Señor no nos envía solos, nos enseña a descubrir el valor de nuestro hermano, tener ese bastón que nos sostiene tal vez en los momentos de desánimo, de desierto, de dificultades, innumerables situaciones en las que nos vemos rodeados en el mundo de hoy.

Leer másReflexión del Evangelio del 1 de febrero de 2018