EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 5 DE FEBRERO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,53-56):

En aquel tiempo, cuando Jesús y sus discípulos terminaron la travesía, tocaron tierra en Genesaret, y atracaron. Apenas desembarcados, algunos lo reconocieron, y se pusieron a recorrer toda la comarca; cuando se enteraba la gente dónde estaba Jesús, le llevaba los enfermos en camillas. En la aldea o pueblo o caserío donde llegaba, colocaban a los enfermos en la plaza, y le rogaban que les dejase tocar al menos el borde de su manto; y los que lo tocaban se ponían sanos.

Palabra del Señor.

Reflexión.

Ir al encuentro de Jesús nos trae la sanación, descubrir en su presencia esa caridad y misericordia para con nuestras dolencias hace que cada realidad se trasforme.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 5 DE FEBRERO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 3 DE FEBRERO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,30-34):

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado.
Él les dijo: «Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco.»
Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Palabra del Señor

Reflexión del evangelio.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 3 DE FEBRERO DE 2018

Busca la santidad en lo cotidiano, en tu trabajo.

Busca la santidad en lo cotidiano, en tu trabajo.

 

“Si no se vive para los demás, la vida carece de sentido” Madre Teresa de Calcuta.

Desde el bautismo, el cristiano es hijo de Dios y como tal está llamado a seguir a Jesucristo, a vivir como Él lo hizo y a dar a conocer el Evangelio.  Jesús nos dice: “Sed santos como vuestro Padre celestial es santo” (Mt 5, 48).

Me pregunto, ¿es posible ser santos en la cotidianidad? ¡Sí se puede, hermanos míos!  La santidad es hacer la voluntad del Señor, es hacer las cosas con amor y para gloria de Él, es convertirse en instrumento de Dios; en un signo visible de su amor al trasmitir su presencia viva a los que nos rodean.

Leer másBusca la santidad en lo cotidiano, en tu trabajo.

Evangelio y reflexión del 2 de febrero de 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas 2,22-40

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: «Todo primogénito varón será consagrado al Señor», y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: «un par de tórtolas o dos pichones.» Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo.
Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.»
Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño.
Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: «Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma.»

Leer másEvangelio y reflexión del 2 de febrero de 2018

Día de Santa Brígida de Kildare

Nació en Faughart, norte de Irlanda, hacia el año 450, hija de una relación extramatrimonial, de su padre Duptaco, con una bellísima esclava. Fue una moja y abadesa. Es la patrona de Irlanda, quien continuó con el trabajo de San Patricio. Siendo a penas una jovencita consagró a Dios su virginidad, Brígida gozaba de una admirable belleza, la cual heredó de su madre, pero ella veía esto como un obstáculo por eso le pidió a Dios que la volviera fea, pues muchos hombres querían tomarla por esposa. Entró a la vida religiosa, una noche derramó muchas lágrimas y le causó un reventón del ojo, sus suplicas fueron escuchadas, da gracias a Dios, que luego, le devuelve todo su esplendor.

Los relatos a cerca de la vida de esta santa son bastante curiosos. Toda su vida ayudó a las personas que no tenían que comer ni que beber, pues no hay santidad sin caridad. Santa Brígida tenía una vaca, a la cual nunca se le secaron las ubres y con esta leche alimentaba a los menesterosos. Por esta razón la vaca ha quedado como emblema en las pinturas de los artistas, junto a la imagen de la santa.

Santa Brígida vivió entregada a la contemplación y por eso ella misma fabricó una celda debajo de un roble, que recibió el nombre de Kildare y en esta celda vivió con mucha austeridad y penitencia, entregada de lleno a la oración. Muchas mujeres se sintieron atraídas por su estilo de vida y por eso nace una comunidad religiosa femenina para seguir el ejemplo de la santa. También, en Irlanda surge un monasterio y su influencia se extendió por toda la isla.

Son muchos los milagros que se relatan y atribuyen a Santa Brígida, sanó leprosos, devolvió la vista a ciegos, hizo hablar a mudos, frustró asesinatos, proporcionó cerveza de un solo barril a dieciocho iglesias en una semana santa,  sin lugar a dudas fue una mujer abierta a las necesidades temporales y espirituales de cuanta persona se le acercaba.

Murió un 1 de Febrero del 525, un día como hoy, desde ese instante su culto pasó a Inglaterra y Escocia. Fue canonizada el 19 de  junio de 1977, sus restos reposan junto a los de San Patricio.

 

 

¿Que es el credo?

¿Qué es el credo?

El credo es el símbolo de fe que en forma de oración representa las creencias de la comunidad cristiana y afirma la naturaleza de Dios. El credo engloba a Dios como creador de todo, refleja el génesis, manifiesta la Divinidad Trinitaria (Padre – Hijo – Espíritu Santo) y expresa el proceso para la salvación de la humanidad. Por tal motivo, se reza en comunidad en la eucaristía dominical ya que es la congregación del pueblo de Dios mientras que la eucaristía entre semana es devocional según la devoción de cada persona.

A lo largo de los siglos el credo ha tenido varias versiones, pero hay dos que son aceptadas por la mayoría de las iglesias cristianas.

  • El credo de los Apóstoles

El que se conoce como la versión corta por ser declarativa, y está basada en la síntesis de las enseñanzas de fe transmitida por los apóstoles.

  • El credo Niceno Constantinopolitano

El mismo surgió de los concilios ecuménicos de Nicea y Constantinopla, con un contenido más extenso y profundo.

Leer más¿Que es el credo?

¿QUE ES LA CATEQUESIS?

¿QUE ES LA CATEQUESIS?

“La catequesis es una educación en la fe de los niños, de los jóvenes y adultos, que comprende especialmente una enseñanza de la doctrina cristiana, dada generalmente de modo orgánico y sistemático con miras a iniciarlos en la plenitud de la vida cristiana” (CT18).

La catequesis es la forma de evangelizar, de llevar las enseñanzas de Jesús y la doctrina de la iglesia católica a cada cristiano para fundamentar su propia fe y llenar de sentido sus prácticas religiosas.

Leer más¿QUE ES LA CATEQUESIS?

Reflexión del Evangelio del 1 de febrero de 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos (6,7-13):

En aquel tiempo, llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Les encargó que llevaran para el camino un bastón y nada más, pero ni pan, ni alforja, ni dinero suelto en la faja; que llevasen sandalias, pero no una túnica de repuesto.

Y añadió: «Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si un lugar no os recibe ni os escucha, al marcharos sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa.»

Ellos salieron a predicar la conversión, echaban muchos demonios, ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban.

Palabra del Señor.

 

En esta palabra de hoy se nos llama a anunciar la buena nueva, a predicar la conversión, a ser testigos de la Verdad. El Señor no nos envía solos, nos enseña a descubrir el valor de nuestro hermano, tener ese bastón que nos sostiene tal vez en los momentos de desánimo, de desierto, de dificultades, innumerables situaciones en las que nos vemos rodeados en el mundo de hoy.

Leer másReflexión del Evangelio del 1 de febrero de 2018