Nació en Francia el 12 de Agosto de 1591, de una familia noble. Hija de Louis de Marillac, señor de Ferrieres. Perdió a su madre desde temprana edad, pero tuvo una buena educación, a los 14 años, sintió el deseo de convertirse en religiosa, pero por su delicada salud, y su débil constitución no fue aceptada. Finalmente se casó con Antonio Le Grass, hombre que parecía destinado a una distinguida carrera y que ella aceptó, convirtiéndose en un modelo de esposa pues con su bondad y amabilidad logró convertir a su esposo que era rígido y violento, y hasta logró que en su casa todos oraran a diario. Tuvieron un hijo, a quien amó e infundió una sólida fe católica. Cuando tenía 34 años su esposo murió, y decidió entonces consagrar su vida al servicio de Dios.

Continuar

Lectura del santo evangelio según san Juan 16,12-15

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: – «Muchas cosas me quedan por deciros, pero no podéis cargar con ellas por ahora; cuando venga él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad plena. Pues lo que hable no será suyo: hablará de lo que oye y os comunicará lo que está por venir. Él me glorificará, porque recibirá de mí lo que os irá comunicando. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso os he dicho que toma de lo mío y os lo anunciará.»

Palabra del Señor

Reflexión:

Jesús durante los días de su vida pública siempre estuvo hablando a sus discípulos de amor, compasión y servicio, palabras sencillas de decir pero difíciles de asumir, que están en la voluntad y el querer de Cristo. Un mensaje que hoy nos cuesta aceptar como única la verdad, pues nosotros entendemos lo que queremos entender y creamos conceptos aparentemente cercanos a “la verdad”, pero sin contenerla.Continuar

Lectura del santo evangelio según san Juan 16, 5-11

Ahora me voy a aquel que me ha enviado, y ninguno de vosotros me pregunta: ‘¿A dónde vas?’ Sino que por haberos dicho esto vuestros corazones se han llenado de tristeza. Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito; pero si me voy, os lo enviaré; y cuando él venga, convencerá al mundo en lo referente al pecado, en lo referente a la justicia y en lo referente al juicio; en lo referente al pecado, porque no creen en mí; en lo referente a la justicia, porque me voy al Padre, y ya no me veréis; en lo referente al juicio, porque el Príncipe de este mundo está juzgado.

Palabra del Señor

Reflexión:

Jesús continúa con su despedida y recrimina a los discípulos porque ninguno es capaz de preguntarle ¿a dónde vas? sino que están inundados de tristeza, pues era evidente que separarse de su maestro y saber que jamás lo volverían a ver les causaba sufrimiento, pero vemos lo grandioso que es Jesús y les dice: “Os conviene que yo me vaya; porque si no me voy, no vendrá a vosotros el Paráclito” Es decir, que si Él no parte, el Paráclito (Espíritu Santo) no vendrá a ellos; pero si él muere para retornar al Padre, lo podrá enviar a los discípulos. Y es claro en decirles cual es la misión de este consolador; investigará, interrogará, pondrá a prueba: sacará a la luz la realidad, ofrecerá la prueba de la culpabilidad.Continuar

Nació en Saboya, cerca de Vienne. Fue hijo de labradores, pero su inteligencia desde pequeño hizo que también ocupara los duros bancos del cultivo intelectual y se enfrentara con los pergaminos para leer latín y griego, adquirir las nociones de filosofía y familiarizarse con los escritos de los Padres antiguos, la Sagrada Escritura y los cánones de la Iglesia.

A los 20 años le participa a su padre los deseos de entrar en la vida contemplativa y dedicarse a las cosas de Dios en el silencio del recién fundado monasterio cisterciense de Boneval. Al tiempo, su padre, su madre y su única hermana tomaron el hábito en un convento cisterciense de los alrededores. Además de los miembros de su familia, numerosos nobles abrazaron también la vida religiosa en Bonnevaux, movidos por el ejemplo del santo. Aun no cumplía los 30 cuando fue designado superior del nuevo convento de Tamié, en las solitarias montañas de Tarentaise. Con la asistencia de Amadeo III, conde de Saboya, que le tenía gran estimación al santo, San Pedro fundó un hospital para los enfermos y forasteros, en el que asistía personalmente a sus huéspedes.

Continuar

Lectura del santo evangelio según san Juan 15,26-16,4a

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: – «Cuando venga el Defensor, que os enviaré desde el Padre, el Espíritu de la verdad, que procede del Padre, él dará testimonio de mí; y también vosotros daréis testimonio, porque desde el principio estáis conmigo. Os he hablado de esto, para que no tambaleéis. Os excomulgarán de la sinagoga; más aún, llegará incluso una hora cuando el que os dé muerte pensará que da culto a Dios. Y esto lo harán porque no han conocido ni al Padre ni a mí. Os he hablado de esto para que, cuando llegue la hora, os acordéis de que yo os lo había dicho.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

La fiesta de pentecostés se acerca, la palabra nos anuncia en labios de Jesús que recibiremos el Espíritu de la verdad, ese Espíritu que viene a defendernos.Continuar

Lectura del santo evangelio según san Juan 15, 18-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Si el mundo os odia, sabed que me ha odiado a mí antes que a vosotros.
Si fuerais del mundo, el mundo os amaría como cosa suya, pero como no sois del mundo, sino que yo os he escogido sacándoos del mundo, por eso el mundo os odia.
Recordad lo que os dije: “No es el siervo más que su amo. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.”
Y todo eso lo harán con vosotros a causa de mi nombre, porque no conocen al que me envió.»

Palabra del Señor

Reflexión:

Hoy Jesús nos recuerda que en algún momento de nuestra vida fuimos del mundo, sí, de ese mundo cruel, indiferente, soberbio, odioso y sin amor, pero gracias a Él que nos escogió y nos sacó del mundo en que vivíamos, vivimos en el mundo, pero no para seguir siendo como éramos antes. Y es por esta razón que el mundo nos odia, por no dejarnos gobernar por las vanidades, el materialismo, el egocentrismo, en pocas palabras en el relativismo del siglo XXI.

Continuar

Lectura del santo evangelio según san Juan 15, 12-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– «Este es mí mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado.
Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.
Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer.
No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure.
De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

Palabra del Señor.

Continuar

Hoy la iglesia conmemora a San Florián, patrono de Polonia y mártir, nació cerca del año 250 en la ciudad de Aelium, hoy conocida como Saint Pölten (Austria). San Florián vivía en Lauriacum en el tiempo de los emperadores Diocleciano y Maximiano. Comandaba el ejército romano en Baviera, asimismo era el responsable de las brigadas de bomberos.

Los romanos combatían contra la expansión del cristianismo, y enviaron al cónsul Aquilino para acelerar la persecución de los cristianos y le propuso a Florián ofrecer un sacrificio a una divinidad romana. Éste, siendo cristiano, se negó y fue perseguido y azotado cruelmente, al final, fue arrojado al río Enns con una pesada roca atada al cuello.

Más tarde, una mujer llamada Valeria tuvo una visión donde percibía a San Florián que le pedía que lo sepultara en un lugar más digno. Cuenta la tradición que el carroza que trasladaba los restos del santo se detuvo en la actual iglesia de San Florian (Polonia), y que no se movió hasta que no se dispuso levantar un templo en ese lugar en honor a él.

DIOS te bendiga.

Andrea Mendoza

Al hablar sobre el significado bíblico del hombre, comenzamos por evocar que, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento no definen al hombre, sino que se da una representación fuerte de lo que es el hombre. Para comprender la descripción, nos debemos trasladar a los primeros capítulos de las sagradaS escrituras, en especial en el numeral Gn 2, 7 “Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente”.[1]

Continuar

Felipe, discípulo de (Juan Bautista), fue llamado por el Señor para que lo siguiera. Era originario de Betsadia, y de profesión pescador; llamado por el Señor al grupo de sus discípulos al día siguiente de haber llamado a Andrés, Juan y Pedro, San Felipe es quien invita a Natanael a conocer al Señor. El día la multiplicación de los panes el Señor, para probarlo, se dirige a él preguntándole dónde comprarían pan para tanta gente. Es a San Felipe a quien se dirigen los extranjeros deseosos de conocer al Señor y es él el que le pide al Señor en la última cena que le “muestre al Padre”, San Felipe se dedicó a predicar en distintas regiones, fue martirizado y muerto en Hierápolis. Su martirio consistió en ser crucificado y apedreado. Posteriormente sus reliquias fueron trasladadas a Roma.

DIOS te bendiga.

Andrea Mendoza