San Fidel de Sigmaringa

Nacio en Sigmaringa, (Alemania) 1577, a orillas del Danubio dentro del hogar católico formado por los aristócratas Juan Rey, de ascendencia española, y Genoveva Rosemberger. En el bautismo recibió el nombre de Marcos. Como era de familia noble, cursó sus estudios en la Academia Archiducal de Friburgo de Brisgovia, en donde se destacó como estudiante, manejaba ampliamente el latín, francés e italiano, y muy joven consiguió el doctorado en Derecho Civil y Canónico, con la firme idea de ser el defensor de los oprimidos.

Desde joven emprendió a llevar una vida de penitencia y también fue distinguida su vocación de servicio y defensa a los más pobres por lo que el pueblo lo llamó “el abogado de los pobres”. Por mandato de sus superiores, Fidel fue enviado con otros ocho capuchinos a predicar a los swinglianos de Grions, misión que accedió con gusto, a pesar de las amenazas de los protestantes de aquella región.

Leer másSan Fidel de Sigmaringa

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 24 DE ABRIL DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 10, 22-30

Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la Dedicación del templo. Era invierno, y Jesús se paseaba en el templo por el pórtico de Salomón. Los judíos, rodeándolo, le preguntaban: – «¿Hasta cuando nos vas a tener en suspenso? Si tú eres el Mesías, dínoslo francamente.» Jesús les respondió: – «Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ésas dan testimonio de mi. Pero vosotros no creéis, porque no sois ovejas mías. Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre, y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos, y nadie puede arrebatarlas de la mano del Padre. Yo y el Padre somos uno.»

Palabra del Señor.

Reflexión.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 24 DE ABRIL DE 2018

San Jorge, mártir

Nacido en Lydda, Palestina. Hijo de un agricultor muy estimado. Entró al ejército y llegó a ser capitán. Se hizo famoso porque al llegar a una ciudad de Oriente se encontró con que un terrible caimán (o dragón) que devoraba a la gente y nadie se atrevía a enfrentarlo. San Jorge lo atacó audazmente y acabó con tan sanguinario animal. Llenos de asombro y de conmoción por lo ocurrido, los aldeanos oyeron atentamente cuando el santo les hablo de Jesucristo y obtuvo que muchos de ellos se hicieran cristianos.

El capitán Jorge declaró que él nunca dejaría de adorar a Cristo y que jamás adoraría ídolos; pero el emperador Diocleciano mandó que tenían que adorar ídolos o dioses falsos y prohibió adorar a Jesucristo; en aquel momento el emperador declaró pena de muerte contra él. Para el sitio del martirio decidieron llevarlo al templo de los ídolos para ver si los idolatraba, pero en su presencia algunas de las estatuas desplomaron. A Jorge lo martirizaron y mientras lo azotaban, él se acordaba de los azotes que le dieron a Jesús, y sufría todo por Nuestro Señor sin gritar ni llorar. Cuando lo iban a asesinar expresaba: “Señor, en tus manos encomiendo mi alma”. Al escuchar de que ya le iban a cortar la cabeza se puso muy alegre, porque él tenía muchos deseos de ir al cielo a estar junto a Nuestro Señor Jesucristo.

DIOS te bendiga.

Andrea Mendoza

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 23 DE ABRIL DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 10,1-10

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido, pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por su nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.»
Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos: pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entra por mí, se salvará, y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago: yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»

Palabra del Señor.

Reflexión.

Decir que Jesús es la puerta por la cual debemos entrar, es reconocerlo como nuestro único Señor quien nos ofrece una vida nueva. Escuchar su voz en medio de una sociedad tan ruidosa se hace todo un reto para descubrir que realmente seremos felices si oímos su voz y somos obedientes a sus enseñanzas, porque como lo menciona el texto de hoy, Él nos conoce, como sus ovejas y Él nos va llamando uno por uno por nuestro nombre, camina delante nuestro para conducirnos por el verdadero camino. Son las mismas palabras de Jesús que nos indican que nos salvaremos si entramos por la puerta que es Él mismo, encontraremos pastos nuevos, estaremos seguros en su presencia, podremos ser totalmente libres, sanos y caminaremos seguros en la vida.

¡Sólo estamos seguros en Jesús!, hoy en día las situaciones de la vida parecen confundirnos y llevarnos fuera del rebaño, las angustias, los problemas parecen ser esos bandidos que vienen a robarnos la paz, pero si abrimos esa puerta que es Jesús, la paz volverá, encontraremos un nuevo sentido a nuestras vidas, seremos guiados por El quien es la Verdad que buscamos y se cumplirá su palabra “Yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante”. Es tu decisión si quieres tener esta vida, sólo basta dar un paso y pasar por esta puerta que es Jesús.

Bendecido día

Yuly Soler

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 21 DE ABRIL DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 6, 60-69

En aquel tiempo, muchos discípulos de Jesús, al oirlo, dijeron: -«Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?» Adivinando Jesús que sus discípulos lo criticaban, les dijo: – «¿Esto os hace vacilar?, ¿y si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba antes? El Espíritu es quien da vida; la carne no sirve de nada. Las palabras que os he dicho son espíritu y vida. Y con todo, algunos de vosotros no creen.» Pues Jesús sabía desde el principio quiénes no creían y quién lo iba a entregar. Y dijo: – «Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí, si el Padre no se lo concede.» Desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él. Entonces Jesús les dijo a los Doce: – «¿También vosotros queréis marcharos?» Simón Pedro le contestó: – «Señor, ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna; nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo consagrado por Dios.»

Palabra del Señor.

Reflexión

Durante esta semana hasta el día de hoy hemos estado leyendo el capítulo 6 de este evangelista, el cual cita a Jesús dentro de la sinagoga de Cafernaún, en ese momento estaba compartiendo la palabra de Dios o haciendo un discurso sobre su padre (Dios) con los judíos que seguramente estaban atentos a lo que hablaba.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 21 DE ABRIL DE 2018

CUÁNDO DIOS LLAMA

Qué me iba a imaginar que JESÚS en el CONALJO (Congreso Nacional de Jóvenes), me hubiese hecho el llamado en el último día y en la exposición al santísimo a seguirle y a entregarme al misterio sacerdotal. De todas las experiencias que he tenido durante los CONALJO en los que he participado, este último que se realizó en la ciudad de Bogotá en el 2016, fue sin duda la mejor de todas.

Como lo comenté en el principio de este artículo, fue ahí donde Jesús me habló directo al corazón y me llamó a seguirle durante la exposición al santísimo. Quizá antes me había llamado, pero por los afanes de este mundo no escuché su voz o me quise hacer el de los oídos sordos, pero esta vez fue imposible no escucharlo. En ese momento en que tenía mi mirada puesta en Él, escuché que me llamaba por mi nombre y me decía: ¿Víctor quieres ser feliz? La primera vez le dije: Claro señor, quiero ser feliz, seguidamente me dijo: Te estoy esperando. En ese instante, fue imposible no saber que me hacía el llamado a configurarme con Él por medio del sacerdocio, fue como si fuese venido a mi mente una palabra de conocimiento, no hay otra palabra para explicarlo.

Leer másCUÁNDO DIOS LLAMA

Santa Inés de Montepulciano

Nació en Montepulciano, (Italia) en 1268. A los 9 años consiguió que sus padres la dejaran irse a vivir a un convento de religiosas. Allí su madurez y su comportamiento tan inteligente le atrajeron de tal manera la confianza de las superioras que cuando apenas tenía 14 años la encargaron ya de la portería del convento y de recibir las visitas. Cuando tenía 15 años, la superiora de aquella comunidad fue enviada a fundar un convento en otra ciudad, y solicitó que le dejaran llevar como principal colaboradora a Inés, porque era una joven de un sorprendente compromiso en todo lo que formaba y fundaron un monasterio en Montepulciano. A sus 18 años el obispo la designo como superiora del monasterio, siendo tan joven, aceptó el cargo porque confiaba en que Dios le iba a ayudar de manera sorprendente. Y así sucedió, en este cargo permaneció veintidós años.

Estaba Inés pensando a qué comunidad religiosa debía ella confiar a las monjitas de su nuevo convento, cuando una noche en una visión se le aparecieron en el mar muchas barcas con distintos patronos, invitándola a navegar en ellas. Pero una barca tenía por piloto a Santo Domingo de Guzmán y este santo le decía: “Es voluntad de Dios que tú viajes en la barca de la Comunidad Dominicana”. Desde entonces se propuso afiliar a sus religiosas a la Comunidad de padres Dominicos. Y así ella llegará a ser una de las glorias de esta comunidad.

Leer másSanta Inés de Montepulciano

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE ABRIL DE 2018

                                 Lectura del santo evangelio según san Juan 6,52-59

En aquel tiempo, disputaban los judíos entre sí:
«¿Cómo puede este darnos a comer su carne?».
Entonces Jesús les dijo:
«En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día.
Mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.
El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
Como el Padre que vive me ha enviado, y yo vivo por el Padre, así, del mismo modo, el que me come vivirá por mí.
Este es el pan que ha bajado del cielo: no como el de vuestros padres, que lo comieron y murieron; el que come este pan vivirá para siempre».
Esto lo dijo Jesús en la sinagoga, cuando enseñaba en Cafarnaún.

Palabra del Señor

Reflexión:

San Juan nos menciona en el primer capítulo de su evangelio en el versículo 14 lo siguiente: Y la Palabra se hizo carne […] refiriéndose a Jesús que se hizo hombre, ese mismo hombre que hoy en el evangelio nos dice […]El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.

Dios se hizo hombre por amor – Y la Palabra se hizo carne –, se hizo hombre para acercarse a nosotros, para estar con nosotros y por amor también se dio por nosotros, pero más aún, no quiso dejarnos solos y continúa a través del tiempo viviendo con nosotros.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE ABRIL DE 2018

San Expedito

Santo de la Causas Justas y Urgentes

Era un militar romano que vivió a principios del siglo IV, comandante de una legión romana en la época del emperador Diocleciano, emperador que años más tarde lo ordenaría a matar. Cierto día, en el momento de su conversión, tocado por la gracia de Dios, resuelve cambiar su vida y convertirse al cristianismo, ya que lo había conmovido profundamente la actitud de los cristianos al enfrentar la muerte.

Según cuentan en el momento que se le apareció el espíritu del mal en forma de cuervo trató de persuadirlo le vociferaba,  “cras…!  cras…! cras…!” que en latín expresa “mañana… mañana… mañana… ¡Esta decisión déjala para mañana! ¡No tengas apuro! ¡Espera para tu conversión!” Pero San Expedito pisoteando al cuervo gritó “Hoy! ¡Nada de aplazamientos!”

Es por eso que San Expedito es un Santo que atiende los casos urgentes, en este mismo momento, los casos que, de producirse una demora, habría un gran perjuicio. Pero este santo, no atiende para ser venerado, sino que, en acción de gracias, nos acerquemos a Dios, sin postergaciones, siguiendo su ejemplo.

Leer másSan Expedito

¿AMOR O SEXO?

La generación de hoy confunde demasiadas cosas con amor y en cada búsqueda hacia el ideal del amor hacen heridas profundas en su corazón, porque se insertan el chip de una dependencia emocional hasta el punto de enfermarse. La generación de hoy, vive el amor de manera equivocada y sus corazones terminan en unidad de cuidados intensivos.

 El experimento del psicólogo Arthur Aron, famoso por la creación de un cuestionario de 36 preguntas para enamorarse, comprobó que uno  se puede enamorar de cualquiera simplemente compartiendo algo de intimidad. En efecto, el enamoramiento puede ocurrir en 36 preguntas, 24 horas o algunos días, como algunos habrán pensando que les ocurrió “fue amor a primera vista”, no muy lejanos de la realidad la atracción de dos personas escapa a la lógica y a la razón.

Leer más¿AMOR O SEXO?