SANTA LEA

El 22 de marzo se conmemora la vida de SANTA LEA, llamada así por San Jerónimo, Santa romana que enviudo estando muy joven. Se dice que debía contraer nuevas nupcias con un reconocido personaje, sin embargo, Santa Lea renunció a esta decisión y a lo que el mundo le ofrecía, para ingresar en una comunidad religiosa de Marcela. Marcela vio en Santa Lea fidelidad, tanto que le encomendó la formación de los jóvenes en la vida de la fe y en la práctica de la caridad. Finalmente, SANTA LEA  llegó a ser la superiora, llevando siempre una vida entregada a Dios.

La vida de Santa Lea nos llega exclusivamente a través de los escritos de San Jerónimo, quien en una carta la menciona elogiosamente como superiora de una comunidad femenina de tipo casi monástico en una residencia en el Aventino.

San Jerónimo, respecto a SANTA LEA, dice que:

“De un modo tan completo se convirtió a Dios, que mereció ser cabeza de su monasterio y madre de vírgenes; después de llevar blandas vestiduras, mortificó su cuerpo vistiendo sacos; pasaba las noches en oración y enseñaba a sus compañeras más con el ejemplo que con sus palabras”.

“Fue tan grande su humildad y sumisión, que la que había sido señora de tantos criados parecía ahora criada de todos; aunque tanto más era sierva de Cristo cuanto menos era tenida por señora de hombres. Su vestido era pobre y sin ningún esmero, comía cualquier cosa, llevaba los cabellos sin peinar, pero todo eso de tal manera que huía en todo la ostentación”.

Sandra Lopez

Fuentes:

http://santoral-virtual.blogspot.com.co/2012/03/22-de-marzo-dia-de-santa-lea.html

https://www.ewtn.com/spanish/saints/Lea.htm

http://es.catholic.net/op/articulos/34920/lea-santa.html#

Muere en el año 384

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 22 DE MARZO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 8,51-59

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos: «Os aseguro: quien guarda mi palabra no sabrá lo que es morir para siempre.»

Los judíos le dijeron: «Ahora vemos claro que estás endemoniado; Abrahán murió, los profetas también, ¿y tú dices: “Quien guarde mi palabra no conocerá lo que es morir para siempre”? ¿Eres tú más que nuestro padre Abrahán, que murió? También los profetas murieron, ¿por quién te tienes?»

Jesús contestó: «Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no valdría nada. El que me glorifica es mi Padre, de quien vosotros decís: “Es nuestro Dios”, aunque no lo conocéis. Yo sí lo conozco, y si dijera: “No lo conozco” sería, como vosotros, un embustero; pero yo lo conozco y guardo su palabra. Abrahán, vuestro padre, saltaba de gozo pensando ver mi día; lo vio, y se llenó de alegría.»

Los judíos le dijeron: «No tienes todavía cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán?»

Jesús les dijo: «Os aseguro que antes que naciera Abrahán, existo yo.»

Entonces cogieron piedras para tirárselas, pero Jesús se escondió y salió del templo.

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 22 DE MARZO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 21 DE MARZO

Lectura del santo evangelio según San Juan 8, 31-42

En aquel tiempo, dijo Jesús a los judíos que habían creído en él: – «Si os mantenéis en mi palabra, seréis de verdad discípulos míos; conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.» Le replicaron: – «Somos linaje de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo dices tú: “Seréis libres”~» Jesús les contestó: -«Os aseguro que quien comete pecado es esclavo. El esclavo no se queda en la casa para siempre, el hijo se queda para siempre. Y si el Hijo os hace libres, seréis realmente libres. Ya sé que sois linaje de Abrahán; sin embargo, tratáis de matarme, porque no dais cabida a mis palabras. Yo hablo de lo que he visto junto a mi Padre, pero vosotros hacéis lo que le habéis oído a vuestro padre.» Ellos replicaron: -«Nuestro padre es Abrahán.» Jesús les dijo: – «Si fuerais hijos de Abrahán, haríais lo que hizo Abrahán. Sin embargo, tratáis de matarme a mí, que os he hablado de la verdad que le escuché a Dios, y eso no lo hizo Abrahán. Vosotros hacéis lo que hace vuestro padre.» Le replicaron: – «Nosotros no somos hijos de prostitutas; tenemos un solo padre: Dios.» Jesús les contestó: – «Si Dios fuera vuestro padre, me amaríais, porque yo salí de Dios, y aquí estoy. Pues no he venido por mi cuenta, sino que él me envió.»

Palabra del Señor

Reflexión:

El evangelio de hoy aborda el tema de la relación de Jesús con Abrahán, el Padre del pueblo de Dios. Juan trata de ayudar las comunidades a comprender cómo Jesús se sitúa en el conjunto de la historia del Pueblo de Dios. Las ayuda a percibir la diferencia que hay entre Jesús y los judíos, y también entre los judíos y los demás: todos somos hijos e hijas de Abrahán. Jesús le dice a los judíos: “Si os mantenéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres. Ser discípulo de Jesús es lo mismo que abrirse a Dios, es ser un Cristiano de verdad, pues las palabras de Jesús son en realidad palabra de Dios. Comunican la verdad, porque dan a conocer las cosas como son a los ojos de Dios y no a los ojos del mundo. Jesús es el hijo y vive en la casa del Padre. El esclavo no vive en la casa del Padre. Vivir fuera de la casa, fuera de Dios quiere decir vivir en el pecado. Si aceptáramos la palabra de Jesús podríamos llegar a ser hijos y alcanzar la libertad que tanto deseamos tener.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 21 DE MARZO

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE MARZO

Lectura del santo evangelio según San Juan 8,21-30

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: – «Yo me voy y me buscaréis, y moriréis por vuestro pecado. Donde yo voy no podéis venir vosotros.» Y los judíos comentaban: – «¿Será que va a suicidarse, y por eso dice: “Donde yo voy no podéis venir vosotros”?» Y él continuaba: – «Vosotros sois de aquí abajo, yo soy de allá arriba: vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo. Con razón os he dicho que moriréis por vuestros pecados: pues, si no creéis que yo SOY, moriréis por vuestros pecados.» Ellos le decían: -«¿Quién eres tú?» Jesús les contestó: – «Ante todo, eso mismo que os estoy diciendo. Podría decir y condenar muchas cosas en vosotros; pero el que me envió es veraz, y yo comunico al mundo lo que he aprendido de él.» Ellos no comprendieron que les hablaba del Padre. Y entonces dijo Jesús: «Cuando levantéis al Hijo del hombre, sabréis que yo soy, y que no hago nada por mi cuenta, sino que hablo como el Padre me ha enseñado. El que me envió está conmigo, no me ha dejado solo; porque yo hago siempre lo que le agrada.» Cuando les exponía esto, muchos creyeron en él.

Palabra del Señor.

Reflexión

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE MARZO

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 19 DE MARZO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 1, 16. 18-21. 24a

Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.
El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera:
María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo.
José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo:
-«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.»
Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor.

Palabra del Señor.

Reflexión

En la palabra de hoy se nos presenta la figura de Sa Josè un hombre justo, honrado y obediente a los mandatos de Dios.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 19 DE MARZO DE 2018

¡Seguir a Cristo es todo un rollo!

Se sigue a Cristo por la conexión del alto impacto de su presencia en nuestro ser, no por la fascinación de sentir “bonito”. Seguir a Cristo es un proceso de desintoxicación de ideologías fariseas, y una apertura al amor que revela siempre la verdad.

Se sigue a Cristo no por el cúmulo de emociones, sino por el carácter de valentía, compromiso y lealtad. Se sigue a Cristo por una rotunda negación de todo “yo sostenido” tóxico, que busca saciar solo el hambre de sus necesidades sin mirar y atender la sed del otro.

Se sigue a Cristo por la bondad de su amor, no por el mérito propio, “”No me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os he elegido a vosotros” Juan 15,16. Se sigue a Cristo, porque con los años es el mejor vino que se puede degustar y en medio de nuestra humanidad Él manifiesta su grandeza.

Seguir a Cristo no puede fotografiarse en la conmemoración de un día en que tus labios pronunciaron un sí, sino en la decisión constante de cada mañana que exige activar la fe, pese al momento de prueba, de oscuridad, de vacío, soledad, tristeza o demás circunstancias propias de la existencia, que hace que la vida se vuela sosa.

Seguir a Cristo, no es vivir en milagros extraordinarios, es hacer de lo cotidiano un constante evangelio de JESÚS. Seguir a Cristo, es no tolerar lo intolerable, es defender la vida, la naturaleza de la familia, es levantar la voz contra la injusticia y extender la mano al servicio.

Ser un seguidor de Cristo no es solo utilizar una sotana,  pertenecer a una parroquia o asistir a una comunidad, ser seguidor de Cristo es ser su mejor amigo, es ser cercano al otro, que en nosotros brille la luz de su mandato: “Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros” Juan 13,1

Ser seguidor de Cristo, es pertenecer a un selecto grupo que acepta los retos, que va en contracorriente, que asume el desafío del amor, que le gusta la locura de lo difícil y que no apaga la esperanza en un mundo salpicado por las guerras.

Ser seguidor de Cristo es estar en vía de extinción, es la diferencia de no ser uno más del montón, en una cultura de muerte que busca darle vida a lo que mata, que esparce en redes sociales los vacíos de su existencia y que está llena de etiquetas en un mundo de apariencia.

Seguir a Cristo es todo un rollo, es ser atrevidos, es mantenerse encendido aun cuando existan días en que quieras extinguirse, es saber que has escogido la mejor parte y no hay un paso atrás.

Dios te bendiga.

Lizeth Paucar

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 18 DE MARZO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 12, 20-33

En aquel tiempo, entre los que habían venido a celebrar la fiesta había algunos griegos; éstos, acercándosela Felipe, el de Betsaida de Galilea, le rogaban:
– «Señor, quisiéramos ver a Jesús.»
Felipe fue a decírselo a Andrés; y Andrés y Felipe fueron a decírselo a Jesús.
Jesús les contestó:
– «Ha llegado la hora de que sea glorificado el Hijo del hombre.
Os aseguro que si el grano de trigo no cae en tierra y muere, que a infecundo; pero si muere, da mucho fruto. El que se ama a sí mismo se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este, mundo se guardará para la vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde esté yo, allí también estará mi servidor; a quien me sirva, el Padre lo premiará.
Ahora mi alma está agitada, y ¿qué diré?: Padre, líbrame de esta hora. Pero si por esto he venido, para esta hora. Padre, glorifica tu nombre.»
Entonces vino una voz del cielo:
–«Lo he glorificado y volveré a glorificarlo.»
La gente que estaba allí y lo oyó decía que había sido un trueno; otros decían que le había hablado un ángel.
Jesús tomó la palabra y dijo:
–«Esta voz no ha venido por mí, sino por vosotros. Ahora va a ser juzgado el mundo; ahora el Príncipe de este mundo va a ser echado fuera. Y cuando yo sea elevado sobre la tierra atraeré a todos hacia mí.»
Esto lo decía dando a entender la muerte de que iba morir.

Palabra del Señor.

Reflexión

SAN PATRICIO

SANTO PATRICIO

patrono de Irlanda, obispo

Obispo y patrón de Irlanda, 17 de marzo

Nació  en el año 385 en la actual Escocia. Era hijo de un oficial romano, cuya religión era el cristianismo. A los 16 años cayó prisionero de piratas irlandeses y fue vendido como esclavo. Tras varios intentos, logró huir y se convirtió en predicador del Evangelio en Irlanda.
San Patricio  formo un clero  y  aunque respetaba  las costumbres propias de irlanda,  se le conoció como el Apóstol de Irlanda.
Dios ayudo a San Patricio y en el transcurso de 30 años de apostolado, convirtió al cristianismo a la mayoría de irlandeses a pesar de que antes predominaba la idolatría y  no había conocimiento de Dios. Finalmente muchas personas lograron la conversión gracias a  la labor de evangelización.
San Patricio murió y fue sepultado en el año 461, en Saúl, región de Stragford Lough, donde había edificado su primera iglesia.
por: Sandra Lopez.
Fuentes:
https://es.calenworld.com/santo/san-patricio utm_medium=Network&utm_source=calcuworld.com&utm_campaign=tool
http://es.catholic.net/op/articulos/32065/patricio-santo.html#
https://es.wikipedia.org/wiki/Patricio_de_Irlanda

LA FINALIDAD SALVIFICA DE LA CREACIÓN

Al hablar de la finalidad salvífica de la creación, debemos entender primero que es la salvación, el Presbítero Juan Luis Martín Barrios lo define como “la acción de Dios en la historia de unos determinados hombres, la intervención en sus vidas. Intervención dirigida siempre a sacarlos de la situación penosa en que se encuentran; a librarlos de la condición de esclavitud en que viven como herencia de su misma existencia humana, como consecuencia de su propia equivocación y malicia a lo largo de la historia; a hacerlos salir de su desesperada condición de hombres abocados a la muerte y a la ruina total. Esta es la intención primera y última del Dios que se revela y actúa en Jesucristo, y es el que pone en marcha toda la acción en la historia”.

Ahora bien, una vez definida lo que es salvación debemos hablar sobre que es la creación, la podemos definir como un misterio de fe, donde es un Don de Dios, que nos crea para que el hombre tenga vida, es una gracia de Él para con nosotros sus creaturas. Pierre Grelot lo define como“Esos capítulos no quieren darnos una enseñanza científica para satisfacer nuestra curiosidad, quieren hacernos reflexionar sobre lo esencial: nuestra condición de hombres, nuestra situación ante Dios, nuestras divisiones trágicas, nuestro enfrentamiento con una naturaleza hostil y finalmente el sentido de una historia de la que somos a la vez espectadores y actores”.

Leer másLA FINALIDAD SALVIFICA DE LA CREACIÓN

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 17 DE MARZO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 7, 40-53

En aquel tiempo, algunos de entre la gente, que habían oído los discursos de Jesús, decían: – «Éste es de verdad el profeta.» Otros decían: -«Éste es el Mesías.» Pero otros decían: – «¿Es que de Galilea va a venir el Mesías? ¿No dice la Escritura que el Mesías vendrá del linaje de David, y de Belén, el pueblo de David?» Y así surgió entre la gente una discordia por su causa. Algunos querían prenderlo, pero nadie le puso la mano encima. Los guardias del templo acudieron a los sumos sacerdotes y fariseos, y éstos les dijeron: – «¿Por qué no lo habéis traído?» Los guardias respondieron: – «Jamás ha hablado nadie como ese hombre.» Los fariseos les replicaron; – «¿También vosotros os habéis dejado embaucar? ¿Hay algún jefe o fariseo que haya creído en él? Esa gente que no entiende de la Ley son unos malditos.» Nicodemo, el que había ido en otro tiempo a visitarlo y que era fariseo, les dijo: – «¿Acaso nuestra ley permite juzgar a nadie sin escucharlo primero y averiguar lo que ha hecho?» Ellos le replicaron: – «¿También tú eres galileo? Estudia y verás que de Galilea no salen profetas.» Y se volvieron cada uno a su casa.

Palabra del Señor.

Reflexión

¿Quién es Jesús para ti?

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 17 DE MARZO DE 2018