EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 22 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Del evangelio Según San Lucas (8, 4-15)

Como se reunía una gran multitud y acudía a Jesús gente de todas las ciudades, él les dijo, valiéndose de una parábola: «El sembrador salió a sembrar su semilla. Al sembrar, una parte de la semilla cayó al borde del camino, donde fue pisoteada y se la comieron los pájaros del cielo. Otra parte cayó sobre las piedras y, al brotar, se secó por falta de humedad.  Otra cayó entre las espinas, y estas, brotando al mismo tiempo, la ahogaron. Otra parte cayó en tierra fértil, brotó y produjo fruto al ciento por uno». Y una vez que dijo esto, exclamó: «¡El que tenga oídos para oír, que oiga!». Sus discípulos le preguntaron qué significaba esta parábola, y Jesús les dijo: «A ustedes se les ha concedido conocer los misterios del Reino de Dios; a los demás, en cambio, se les habla en parábolas, para que miren sin ver y oigan sin comprender. La parábola quiere decir esto: La semilla es la Palabra de Dios. Los que están al borde del camino son los que escuchan, pero luego viene el demonio y arrebata la Palabra de sus corazones, para que no crean y se salven. Los que están sobre las piedras son los que reciben la Palabra con alegría, apenas la oyen; pero no tienen raíces: creen por un tiempo, y en el momento de la tentación se vuelven atrás.     Lo que cayó entre espinas son los que escuchan, pero con las preocupaciones, las riquezas y los placeres de la vida, se van dejando ahogar poco a poco, y no llegan a madurar. Lo que cayó en tierra fértil son los que escuchan la Palabra con un corazón bien dispuesto, la retienen, y dan fruto gracias a sus constancias.

Palabra de Dios.

REFLEXIÓN

La palabra de hoy, nos habla de las clases de personas que hay en la parte espiritual, en primer lugar, tenemos aquellos donde la semilla cae al borde del camino, son aquellas personas que han escuchado la palabra de Dios, pero aún siguen prefiriendo el mundo, seguir viviendo sin ley y sin Dios en sus vidas. En segundo lugar, tenemos aquellos donde la semilla cae sobre piedra, y son los que están recibiendo y escuchando la palabra de Dios, pero que ante una dificultad, enfermedad o problema pierden la fe y se alejan, estas personas creen, pero al mismo tiempo tienen una fe muy débil que los hace tambalear ante cualquier situación y prefieren alejarse de Dios.  El cuarto lugar, es la semilla que cae entre espinas, son las personas que tienen una fe que es muy débil y se van dejando untar por el mundo y sus vanidades, y no buscan alimentar su fe, hoy en día nuestra iglesia cuenta con varios espacios de formación como grupos de oración  que ayudan para que podamos fortalecer nuestra vida espiritual por medio de la palabra de Dios. Y por último tenemos la semilla que cae en tierra fértil, son las personas que dan buenos frutos, aquellos que escuchan la palabra de Dios, la aceptan y tratan de llevarla a lo mas profundo de su corazón, son personas que han madurado en la fe, y creen constantemente en Dios, aún y a pesar de las dificultades confían plenamente en ÉL.

Ahora te pregunto ¿Cuál de estas cuatro personas eres? ¿Hasta cuando vas a seguir ahí, obstaculizando las bendiciones de Dios en tu vida?

Dios te bendiga.

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 15 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Del evangelio según San Juan (19, 25-27)

Junto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre, María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca de ella al discípulo a quien él amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tu hijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquel momento, el discípulo la recibió en su casa.

Palabra del señor.

REFLEXIÓN.

Hoy el evangelio nos invita a mirar unas palabras que revelan el profundo dolor de Jesús en su agonía. Jesús dirigiéndose a María y a Juan el discípulo amado establece una relación de amor entre María y los cristianos.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 15 DE SEPTIEMBRE DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 13 DE AGOSTO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 17,22-27

En aquel tiempo, mientras Jesús y los discípulos recorrían juntos Galilea, les dijo Jesús: «Al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres, lo matarán, pero resucitará al tercer día.» Ellos se pusieron muy tristes.
Cuando llegaron a Cafarnaún, los que cobraban el impuesto de las dos dracmas se acercaron a Pedro y le preguntaron: «¿Vuestro Maestro no paga las dos dracmas?»
Contestó: «Sí.»
Cuando llegó a casa, Jesús se adelantó a preguntarle: «¿Qué te parece, Simón? Los reyes del mundo, ¿a quién le cobran impuestos y tasas, a sus hijos o a los extraños?»
Contestó: «A los extraños.»
Jesús le dijo: «Entonces, los hijos están exentos. Sin embargo, para no escandalizarlos, ve al lago, echa el anzuelo, coge el primer pez que pique, ábrele la boca y encontrarás una moneda de plata. Cógela y págales por mí y por ti.»

Palabra del Señor.

Reflexión
El evangelio de Mateo nos anuncia la muerte de nuestro Señor, pero a su vez su resurrección, y en este pasaje señala la reacción de sus discípulos, en un sentimiento de tristeza que los embarga y que tal vez no saben que decir o como actuar, porque no quieren perder a su maestro, aunque claramente podemos analizar que ellos en ese momento no entendían que Jesús resucitaría; y es que en ese caminar de nuestra vida con Jesús evidentemente también experimentaremos momentos de tristeza, desánimo, entre otras situaciones que humanamente no podemos evitar; sin embargo también se nos anuncia que siempre mantendremos la 

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 13 DE AGOSTO DE 2018

PARRESÍA

¿Qué significa esta palabra? Parresía es, como se diría vulgarmente, hablar sin pelos en la lengua, es hablar con coherencia y sin importar las consecuencias que pueda acarrear el hacerlo.

Anunciar con parresia no es fácil, más aún cuando debemos de anunciar en un ambiente en donde hay hostilidad hacia la palabra de Dios o hacia la misma iglesia.

Hoy, más que nunca, todos nosotros: Laicos, sacerdotes y obispos, debemos de tomar el coraje que San Pablo nos había enseñado al predicar sobre Cristo (Hch. 17), a no callar y anunciar sin miedo alguno a Jesús y denunciar lo malo, pues mientras nos estamos callando también estamos otorgando el paso libre a que se sigua corrompiendo nuestra sociedad.

Es tiempo de despertarnos y anunciar la verdad a esta sociedad que por medio de ideologías con intereses personales están atentando contra la vida, la familia y el matrimonio según el plan de Dios.

Anunciar y denunciar con parresia; ésta debe de ser la misión de las familias, de los laicos y el Clero en general utilizando todas las herramientas posibles para defender a los más vulnerables de nuestra sociedad, sin importar el lugar donde a uno le corresponda servir, sea en un puesto del gobierno e incluso en la misma iglesia o en el círculo de amigos o compañeros de la facultad.

Debemos de anunciar sin miedo ante esta cultura de la muerte que nos impone ideologías con fundamentos sensibles y emocionales ante toda una verdad científica y jurídica; también nosotros debemos de hacer conocer la verdad, y no es nuestra verdad, sino la verdad que es Jesús.

A San Pablo no le importaba perder la vida terrenal, pues ya tenía como propósito la vida eterna, por lo tanto, también así nosotros no tenemos mucho que perder, es más, tenemos todas las de ganar.

¡Animo! Dios está contigo.

Christian Pereira

RCC Paraguay

Visitación de la Santísima Virgen María

Hoy celebramos la fiesta de la Visitación, fiesta que fue introducida en 1263 por San Buenaventura, general de la Orden Franciscana, específicamente para su práctica en esa orden mendicante. San Lucas muestra como la gracia de la Encarnación, después de haber inundado a María, lleva salvación y alegría a la casa de Isabel. El Salvador de los hombres oculto en el seno de su madre, derrama el Espíritu Santo, manifestándose ya desde el comienzo de su venida al mundo. Con su visita a Isabel, María se transforma en el modelo de quienes en la Iglesia se ponen en camino para llevar la luz y alegría de Cristo a los hombres de todos los lugares y de todos los tiempos. San Ambrosio anota que fue María la que se adelantó a saludar a Isabel puesto que es la Virgen María la que siempre se adelanta a dar demostraciones de cariño a quienes ama.

Leer másVisitación de la Santísima Virgen María

¿LISTOS PARA PENTECOSTÉS?

¿LISTOS PARA PENTECOSTES?

Cuando pensamos en pentecostés necesariamente tenemos el recuerdo de aquel pasaje bíblico en donde se encuentran reunidos los apóstoles, María la madre del Señor y personas de diferentes nacionalidades, todos reunidos en un solo lugar, según la narrativa del libro de los hechos de los apóstoles indica que un viento torrentoso se apoderó del lugar y el Espíritu Santo se manifestó a través de lenguas de fuego sobre cada uno de los apóstoles;este hecho sobrenatural cambia las vidas de las personas que seencontraban en aquel lugar, forjando en ellos un nuevo estilo de vida.

Partiendo de este acontecimiento y reconociendo que pentecostés se renueva constantemente en la Iglesia y que la espiritualidad cristiana es un caminar que se va realizando de manera diaria a partir del  momento en que establezco una relación con Dios, con los hermanos y con uno mismo, se derivan de ella una serie de preguntas:

Leer más¿LISTOS PARA PENTECOSTÉS?

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 15 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 17, 1-11a

En aquel tiempo, Jesús, levantando los ojos al cielo, dijo: – «Padre, ha llegado la hora, glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique y, por el poder que tú le has dado sobre toda carne, dé la vida eterna a los que le confiaste. Ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, único Dios verdadero, y a tu enviado, Jesucristo. Yo te he glorificado sobre la tierra, he coronado la obra que me encomendaste. Y ahora, Padre, glorifícame cerca de ti, con la gloria que yo tenía cerca de ti, antes que el mundo existiese. He manifestado tu nombre a los hombres que me diste de en medio del mundo. Tuyos eran, y tú me los diste, y ellos han guardado tu palabra. Ahora han conocido que todo lo que me diste procede de ti, porque yo les he comunicado las palabras que tú me diste, y ellos las han recibido, y han conocido verdaderamente que yo salí de ti, y han creído que tú me has enviado. Te ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por éstos que tú me diste, y son tuyos. Sí, todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y en ellos he sido glorificado. Ya no voy a estar en el mundo, pero ellos están en el mundo, mientras yo voy a ti.»

Palabra del Señor

Reflexión:

En el evangelio de hoy vemos como Jesús se dirige al Padre, muestra su preocupación e intercede por nosotros.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 15 DE MAYO DE 2018

APRENDIENDO DEL MAESTRO DE LOS MAESTROS

Ser Maestro, una verdadera vocación en Dios

Nunca imaginé que ser Maestro era una vocación. Cuando inicié mi carrera profesional siempre dudé si realmente quería ser profesora, porque realmente el término que manejaba era ese, Docente o Profesora, y únicamente me veía como alguien que compartiría el conocimiento que obtendría y nada más.

A pesar que desde muy pequeña jugaba con mis muñecas a que yo era “la profe” y que tenía mi propio salón de clase, a medida que fui creciendo no me mostraba muy conforme con esta idea.

Colombia es un país que no valora mucho esta profesión, razón por la que pensaba que la remuneración no sería buena y que realmente el trabajo que realizaría no sería totalmente agradecido y así un sinfín de cuestionamientos.

Leer másAPRENDIENDO DEL MAESTRO DE LOS MAESTROS

EL HOMBRE EN LA BIBLIA (PARTE 2)

En el nuevo testamento, nos encontramos con una época diferente; Helenizada, y más griega que hebrea. No busca dar una explicación de hombre, más bien nos muestra una finalidad del hombre, el cual es ser imagen y semejanza de Dios.
Es el mismo llamado que nos hace San Pablo “…de una imagen perfecta de Dios en Cristo”, así lo indica 2 Cor 4, 4; Col 1, 15. También, hay una invitación a convertirse en imagen de Dios y de Cristo y es Cristo quien nos invita a regenerarnos y revestirnos de hombres nuevos. Expuesto por ejemplo en Col 3, 10; en Rom 8, 29, en 1 Cor 15, 49 o en 2 Cor 3, 18.” [6]

Leer másEL HOMBRE EN LA BIBLIA (PARTE 2)

EL HOMBRE EN LA BIBLIA (PARTE 1)

Al hablar sobre el significado bíblico del hombre, comenzamos por evocar que, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento no definen al hombre, sino que se da una representación fuerte de lo que es el hombre. Para comprender la descripción, nos debemos trasladar a los primeros capítulos de las sagradaS escrituras, en especial en el numeral Gn 2, 7 “Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente”.[1]

Leer másEL HOMBRE EN LA BIBLIA (PARTE 1)