EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 11 DE JUNIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 10,7-13

Id y anunciad que el reino de los cielos está cerca. Sanad a los enfermos, resucitad a los muertos, limpiad de su enfermedad a los leprosos y expulsad a los demonios. Gratis habéis recibido este poder: dadlo gratis.
“No llevéis oro ni plata ni cobre ni provisiones para el camino. No llevéis ropa de repuesto ni sandalias ni bastón, pues el obrero tiene derecho a su sustento.
“Cuando lleguéis a un pueblo o aldea, buscad a alguien digno de confianza y quedaos en su casa hasta que salgáis de allí. Al entrar en la casa, saludad a los que viven en ella. Si la gente de la casa lo merece, la paz de vuestro saludo quedará en ella; si no lo merece, volverá a vosotros.

PALABRA DEL SEÑOR.

REFLEXIÓN

La palabra de hoy nos hace un llamado al servicio, hemos recibido la gracia de Dios que cada día actúa en nuestras vidas de una manera sorprendente, hemos recibido ese Espíritu Santo que nos sana,libera, restaura y hace brotar en nosotros frutos de amor, paz, alegría, entre muchos más, podemos decir que hemos recibido gratis innumerables regalos y bendiciones que emanan  del amor entre el padre y el hijo, que es el máximo don, El Espiritu Santo.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 11 DE JUNIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 4 DE JUNIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos (12,1-12)

En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar en parábolas a los sumos sacerdotes, a los escribas y a los ancianos: «Un hombre plantó una viña, la rodeó con una cerca, cavó un lagar, construyó la casa del guarda, la arrendó a unos labradores y se marchó de viaje. A su tiempo, envió un criado a los labradores, para percibir su tanto del fruto de la viña. Ellos lo agarraron, lo apalearon y lo despidieron con las manos vacías. Les envió otro criado; a éste lo insultaron y lo descalabraron. Envió a otro y lo mataron; y a otros muchos los apalearon o los mataron. Le quedaba uno, su hijo querido. Y lo envió el último, pensando que a su hijo lo respetarían. Pero los labradores se dijeron: “Éste es el heredero. Venga, lo matamos, y será nuestra la herencia.” Y, agarrándolo, lo mataron y lo arrojaron fuera de la viña. ¿Que hará el dueño de la viña? Acabará con los ladrones y arrendará la viña a otros. ¿No habéis leído aquel texto: “La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente”?»
Intentaron echarle mano, porque veían que la parábola iba por ellos; pero temieron a la gente, y, dejándolo allí, se marcharon.

Palabra del Señor

Reflexión:

La palabra de hoy nos refleja que con amor Dios ha plantado la viña de nuestra vida y nos la ha dado para que sea administrada y demos fruto, pero, muchas veces no hemos sabido descubrir porque y para que estamos aquí y vamos viviendo de la manera que queremos. Dios nos envía a su hijo para que podamos construir nuestra visa siguiendo sus palabras, su ejemplo, cada una de sus enseñanzas, pero en lugar de reconocerlo a Él como la piedra angular de nuestra vida, lo desechamos cuando preferimos seguir las ideologías del mundo.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 4 DE JUNIO DE 2018