EL TIEMPO ES HOY

Atrévete a no ser uno más del montón, atrévete a que seas llamado amigo de Jesús, atrévete a ser diferente, pero sobre todo atrévete a cumplir con la voluntad de Dios.
Recuerda que los sueños de Dios superan por mucho los sueños de los hombres. No sigas un proyecto de vida facilista, organizado en el mundo de la inmediatez y en la búsqueda del placer por el placer, en la etiqueta de la zona de ‘confort’ y en el síndrome individualista que no ves más allá del egoísmo.

Eres capaz y actor de tu propia vida, basta de quedarte en las sensaciones, porque te aseguro que si lo que has experimentado en la vida de fe te impulsa a gritar, a llorar o a saltar, pero no te ha hecho cambiar tu manera de actuar, entonces lo que te mueve no es la gracia del espíritu santo ni el encuentro con la persona de Jesús, sino tus emociones.
Vivimos tiempos difíciles, ¡Sí! Los jóvenes del siglo XXI, es la generación emocional, de carácter “blandito” que no soporta el fracaso y le huye al compromiso. Es la generación que muestra más su cuerpo que su alma, tiene más “amigos en línea” que reales,  le preocupa más los ‘like’ que conocerse a sí mismos, tienen más sexo que amor, valoran más la dosis personal que la vida misma. La generación actual, no padece de
cáncer, sino de la falta de amor; tiene excesos de placeres pero no conocen la plenitud.
El mundo de hoy, te exige fuerte, valiente, sabio, alegre y sobre todo amigo de Jesús. El mundo de hoy, necesita que se salga de las cuatro paredes del templo y que se “callejee la fe”; que se escuche la voz de Dios en cada esquina, en cada plaza, en cada corazón. Al mundo de hoy le urgen jóvenes valientes que suelten las redes y sigan el plan de Dios.
¡Es necesario jugarse la juventud por grandes ideales, pregunta a Jesús qué quiere de tí y sé valiente!
Papa Francisco
Dios te bendiga.
Lizeth Paucar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *