EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 12 DE DICIEMBRE DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11,28-30

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Palabra del Señor.

REFLEXIÓN.

En el evangelio de hoy Jesús nos hace una invitación a descansar el Él, pero,¿cómo podemos descansar cargando un yugo?, pues básicamente porque el yugo es un objeto de madera que unce (une) a dos animales iguales, por esto se reparte la carga, la invitación de Jesús es a caminar junto a Él a descubrir que las dificultades, los momentos de soledad y las adversidades son más llevaderas con Él, además que está siempre dispuesto a levantarnos y a seguir caminando con nosotros, a través de esto nos damos cuenta que el entregarnos, darnos y desvivirnos por el servicio es la verdadera vida de descanso; por esto debemos aprender a ordenar nuestra vida, colocando lo esencial como primero, dejando un poco el ritmo tan vertiginoso en el que vivimos y dándonos momentos de silencio, de reflexión, para a través de esto experimentar profundamente que Dios camina con nosotros.

Hoy en el día de la Virgen de Guadalupe, le pedimos que ella interceda ante Jesús para que podamos descansar en Él.

Feliz día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *