EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 16 DE OCTUBRE DEL 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 16 DE OCTUBRE DEL 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas 11,37-41

En aquel tiempo, cuando Jesús terminó de hablar, un fariseo lo invitó a comer a su casa. Él entró y se puso a la mesa.

Como el fariseo se sorprendió al ver que no se lavaba las manos antes de comer, el Señor le dijo: «Vosotros, los fariseos, limpiáis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro rebosáis de robos y maldades. ¡Necios! El que hizo lo de fuera, ¿no hizo también lo de dentro? Dad limosna de lo de dentro, y lo tendréis limpio todo.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

El evangelio del día de hoy nos hace una invitación muy importante, es una invitación que realiza Jesús durante varios instantes de su vida pública y en la cual nos hace entender y comprender que muchos de los que seguían a cabalidad la ley judía se preocupaban más por la purificación de su cuerpo pero no entendían que la purificación del alma era la más importante porque es allí en el corazón y en el pensamiento del hombre donde nace la maldad.

El día de hoy quiero invitarte para que te analices a fondo, hagas un pare en tu camino, y revises qué hay en tu corazón, cuáles son los sentimientos que más impregnan tu vida y poco a poco vayas purificando tu corazón de sentimientos que no te edifican para que así puedas continuar siendo un fiel reflejo del amor de Dios. ¡Ánimo! Dios camina contigo.

Deja un comentario