San Lorenzo, diácono y mártir

Nacio en Huesca en el año 225, Lorenzo era uno de los siete diáconos de Roma, uno de los siete hombres de confianza del Papa Sixto II, quien le nombró administrador de los bienes de la Iglesia y distribución de las ayudas a los pobres y necesitados. Entre los tesoros de la Iglesia confiados a Lorenzo se dice que se encontraba el Santo Grial, la copa usada por Jesús y los Apóstoles en la Última Cena.

Fue una de las víctimas de la persecución de Valeriano en el año 258. San Lorenzo según san León Magno, recibió del tirano la orden de entregar los tesoros de la iglesia y recogió todos los dineros y demás bienes que la Iglesia tenía en Roma y los repartió entre los pobres. Vendió los cálices de oro, copones y candeleros valiosos y el dinero lo dio a las gentes más necesitadas. Por la fe tres días después del juicio fue asesinado por la policía del emperador.

A sus 28 años de edad, fue brutalmente torturado y asado en una parrilla y según cuenta la tradición en medio del martirio dirigiéndose a sus verdugos les dijo: “Podéis darme la vuelta, que por este lado ya estoy asado.”. El 10 de agosto de 258, cuatro días después del martirio del papa Sixto II.

DIOS te bendiga.

Andrea Mendoza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *