EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 11 DE JULIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 11 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según San Mateo 10,1-7

Y llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia. Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo; Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el que le entregó. A estos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: «No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos; dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Yendo proclamad que el Reino de los Cielos está cerca.

Palabra del SeñorReflexión:

El mismo Jesús nos llama en este día por nuestro nombre y nos hace sus discípulos; y el ser discípulos exige de cada uno de nosotros un seguimiento y un caminar a su lado que nos haga entender cuales son las situaciones que debemos desterrar de nuestras vidas y las necesidades de los demás hermanos. El Señor hoy nos encomienda una tarea: ir a buscar las ovejas que se han ido del redil. No es recto en nuestro caminar que muchos de nuestros hermanos se encuentren lejos del rebaño y no tengamos la capacidad de ir en su búsqueda por estar distraídos en otras cosas que nos vendan los ojos, nos roban el tiempo y hacen que abandonemos o nos olvidemos por completo del hermano.

Hoy preguntémosle al Señor qué quiere de nosotros, qué es eso que nos esta pidiendo que hagamos por los demás, para que no sigamos distraídos, encerrados en nuestra burbuja y asumamos la tarea a la que nos envía, recordando siempre que, la oveja que se ha ido NUNCA vuelve, debemos IR a buscarla.

Dios te bendiga

 

Deja un comentario