EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 30 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 13, 31-35

En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la gente: -«El reino de los cielos se parece a un grano de mostaza que uno siembra en su huerta; aunque es la más pequeña de las semillas, cuando crece es más alta que las hortalizas; se hace un arbusto más alto que las hortalizas, y vienen los pájaros a anidar en sus ramas.» Les dijo otra parábola:
-«El reino de los cielos se parece a la levadura; una mujer la amasa con tres medidas de harina, y basta para que todo fermente.»
Jesús expuso todo esto a la gente en parábolas y sin parábolas no les exponía nada. Así se cumplió el oráculo del profeta: «Abriré mi boca diciendo parábolas, anunciaré lo secreto desde la fundación del mundo.»

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 30 DE JULIO DE 2018

Beata Maria Magdalena Martinengo, Virgen

Nació en Brescia el 4 de octubre de 1687. Hija de Leopardo de los condes de Martinengo di Barco y de Margarita dei Conti Secchi de Aragón. Huérfana de madre a un año de edad, fue educada por su madrina Elena Palazzi y por Giacomina Calpina, domestica, la cual se dedicó totalmente con amor y espíritu religioso a su educación, de modo que influyo grandemente en ella y en su vocación a la vida religiosa y desde muy niña se vio inclinada a la devoción y a la mortificación y mostró un gran deseo de “imitar todo lo que habían hecho los santos”. A los 13 años hizo voto de virginidad, y desde entonces sufrió una terrible aridez y fuertes tentaciones que sólo se terminaron en 1709. A los 18 años, ingresó en el convento capuchino de Santa María de las Nieves de su ciudad natal. En 1706 hizo su profesión. Tres veces fue maestra de novicias y, durante algún tiempo, desempeñó el humilde cargo de portera. En 1732 y en 1736, fue elegida superiora. Dios premió su desinteresado amor con experiencias místicas extraordinarias y con el don de milagros.

La beata profesaba particular devoción a la coronación de espinas y, después de su muerte, se descubrió que llevaba bajo el velo, alrededor de la cabeza, una rejilla de puntas aceradas. María Magdalena supo unir a las mortificaciones, el cumplimiento de sus deberes de maestra y superiora, el amor al silencio y una gran mansedumbre en la conversación. Murió a los 50 años de edad el 27 de julio de 1737, de los cuales vivió en el convento 32. Se destacó por su penitencia y su espíritu de oración y generosidad en el trabajo. Fue beatificada en 1900.

DIOS te bendiga

Andrea Mendoza

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 27 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo (13,18-23):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Vosotros oíd lo que significa la parábola del sembrador: Si uno escucha la palabra del reino sin entenderla, viene el Maligno y roba lo sembrado en su corazón. Esto significa lo sembrado al borde del camino. Lo sembrado en terreno pedregoso significa el que la escucha y la acepta en seguida con alegría; pero no tiene raíces, es inconstante, y, en cuanto viene una dificultad o persecución por la palabra, sucumbe. Lo sembrado entre zarzas significa el que escucha la palabra; pero los afanes de la vida y la seducción de las riquezas la ahogan y se queda estéril. Lo sembrado en tierra buena significa el que escucha la palabra y la entiende; ése dará fruto y producirá ciento o sesenta o treinta por uno.»

Palabra del Señor

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 27 DE JULIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 26 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 13, 10-17

En aquel tiempo, se acercaron a Jesús los discípulos y le preguntaron:

-¿Por qué les hablas en parábolas?

Él les contestó:

-A vosotros se os ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos y a ellos no. Porque al que tiene se le dará y tendrá de sobra, y al que no tiene se le quitará hasta lo que tiene. Por eso les hablo en parábolas, porque miran sin ver y escuchan sin oír ni entender. Así se cumplirá en ellos la profecía de Isaías: “Oiréis con los oídos sin entender; miraréis con los ojos sin ver; porque está embotado el corazón de este pueblo, son duros de oído, han cerrado los ojos; para no ver con los ojos, ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, ni convertirse para que yo los cure.”

¡Dichosos vuestros ojos, porque ven, y vuestros oídos, porque oyen! Os aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis vosotros y no lo vieron, y oír lo que oís y no lo oyeron.

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 26 DE JULIO DE 2018

Santiago el Mayor, apóstol

Nació probablemente en Betsaida (Galilea). Fue hijo de Zebedei y Salomé, y hermano de Juan el Apóstol. Su nombre, en realidad, era Jacob, aunque en su derivación al latín Sanctus Iacobus, y después al español se transformó en Santiago, Jacobo, Jaime, Diego o Iago. De familia humilde, Santiago y su hermano se dedicaban a la pesca, Los dos abandonaron lo que estaban haciendo dejando a su padre, que no se opuso a su vocación, y siguieron al Maestro. Jesús les puso a ambos, el sobrenombre de “Boanerges”, que significa “hijos del trueno”, porque eran muy impulsivos, francos y fogosos. En una ocasión, Jesús no fue bien recibido por los samaritanos y los hermanos le preguntaron a Jesús si quería que hicieran bajar fuego del cielo para consumirlos en él.

Durante la vida pública de Jesucristo, Santiago fue uno de los predilectos: Estuvo presente, en la curación milagrosa de la suegra de Pedro, en la resurrección de la hija de Jairo y la transfiguración en el monte TABOR, así mismo fue testigo ocular de la Transfiguración de Jesús. Lo acompañó de cerca durante su agonía en el huerto de Getsemaní. Además, fue uno de los cuatro Apóstoles privilegiados que oyeron de labios de Cristo la historia profética del Reino de Dios.

Tras la muerte y resurrección de Jesús, Santiago pasa a formar parte del primer grupo cristiano que comienza a crecer vertiginosamente primero por todo el actual Israel y luego hacia Grecia y Egipto. Hacia el año 44, Herodes Agripa decide escarmentar a la comunidad cristiana con el arresto de Pedro y el asesinato de Santiago en Jerusalén mediante decapitación, siendo así el primer cristiano en morir por su fe.

DIOS te bendiga

Andrea Mendoza

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 24 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 12,46-50

En aquel tiempo, estaba Jesús hablando a la gente, cuando su madre y sus hermanos se presentaron fuera, tratando de hablar con él.

Uno se lo avisó: «Oye, tu madre y tus hermanos están fuera y quieren hablar contigo.»

Pero él contestó al que le avisaba: «¿Quién es mí madre y quiénes son mis hermanos?»

Y, señalando con la mano a los discípulos, dijo: «Éstos son mi madre y mis hermanos. El que cumple la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.»

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 24 DE JULIO DE 2018

Beata Margarita María López de Maturana

Nació en Bilbao, provincia de Vizcaya (España), el 25 de julio de 1884. En la adolescencia, su madre, intentando alejarla de una amistad prematura con un joven marino, decidió llevarla al colegio internado que tenían unas monjas Mercedarias en Berriz. Y aquí, como en tantas otras ocasiones, comienza este misterio de cómo Dios se vale de un hecho insignificante para cambiar el rumbo de la historia de una persona que a su vez, como en ondas expansivas, va modificando otras vidas y otras historias.

Leer másBeata Margarita María López de Maturana

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 23 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 15, 1-8

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
– Yo soy la verdadera vida, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego lo recogen y los echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid los que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.

Palabra del Señor.

Reflexión

Jesús en el evangelio de hoy nos hace una invitación y es que permanezcamos y crezcamos en la Fe en El. Conocer más de Jesús implica identificar esas características, comportamientos que se convierten en un modelo para nosotros iluminados por el Espíritu santo podamos seguirl y en cada situación pensar siempre ¿Qué haría Jesús en mi lugar?

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 23 DE JULIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo (12,1-8):

Un sábado de aquéllos, Jesús atravesaba un sembrado; los discípulos, que tenían hambre, empezaron a arrancar espigas y a comérselas. Los fariseos, al verlo, le dijeron: «Mira, tus discípulos están haciendo una cosa que no está permitida en sábado.»
Les replicó: «¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios y comieron de los panes presentados, cosa que no les estaba permitida ni a él ni a sus compañeros, sino sólo a los sacerdotes. ¿Y no habéis leído en la Ley que los sacerdotes pueden violar el sábado en el templo sin incurrir en culpa? Pues os digo que aquí hay uno que es más que el templo. Si comprendierais lo que significa “quiero misericordia y no sacrificio”, no condenaríais a los que no tienen culpa. Porque el Hijo del hombre es señor del sábado.»

Palabra del Señor

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 20 DE JULIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 19 DE JULIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 11, 28-30

En aquel tiempo, exclamó Jesús: «Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis vuestro descanso. Porque mi yugo es llevadero y mi carga ligera.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

Podemos estar pasando por alguna dificultad en estos momentos, por situaciones donde experimentemos que se esta “perdiendo nuestra fe”, Jesús hoy nos invita que debemos ir hacia donde Él está, si además estas cansado y agobiado debemos estar con Jesús que Él nos aliviará.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 19 DE JULIO DE 2018