EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 26 DE JUNIO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 26 DE JUNIO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Mateo 7, 6. 12-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-«No deis lo santo a los perros, ni les echéis vuestras perlas a los cerdos; las pisotearán y luego se volverán para destrozaros.

Tratad a los demás como queréis que ellos os traten; en esto consiste la Ley y los profetas.

Entrad por la puerta estrecha. Ancha es la puerta y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos entran por ellos.

¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

El ser un cristiano abnegado no es fácil, Jesús lo anuncia en este pasaje del evangelio “¡Qué estrecha es la puerta y qué angosto el camino que lleva a la vida! Y pocos dan con ellos”; Estamos llamados a dar amor, un amor más grande que el propio y del que se puede demostrar en una relación humana, para eso, debemos empezar eliminando nuestros apegos al mundo y seguir a Jesucristo, es humanamente difícil pero no imposible; es preciso que renunciemos a todo lo vano y así ser verdaderos discípulos del Señor, porque somos victoriosos desde antes de comenzar la batalla ya que Él ya venció a este mundo en la cruz.

¿Por cuál puerta estas dispuesto a pasar en tu vida? Recuerda que en esta vida somos peregrinos y que el camino a la salvación es estrecho e intrincado, solo con la fuerza de su Santo Espíritu seremos capaces de vencer, aunque somos victoriosos en Jesús, la vida del Cristiano está llena de sacrificio y entrega, solo así seremos dignos de su reino.

Todo lo que recibimos es fruto de lo que damos y estamos dispuestos a dar por los demás, si tratamos a nuestro prójimo con amor y respeto a su dignidad seguramente ese es el trato que recibamos; no despreciemos las enseñanzas que el Señor nos regala a través de su vida y su palabra.

No hay nada en este mundo que tenga más valor que una eternidad con el Señor ¡Anímate! El Señor siempre llama a la puerta de tu corazón, solo déjalo entrar.

Dios te bendiga.

1 comentario en “EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 26 DE JUNIO DE 2018

Deja un comentario