PARRESÍA

¿Qué significa esta palabra? Parresía es, como se diría vulgarmente, hablar sin pelos en la lengua, es hablar con coherencia y sin importar las consecuencias que pueda acarrear el hacerlo.

Anunciar con parresia no es fácil, más aún cuando debemos de anunciar en un ambiente en donde hay hostilidad hacia la palabra de Dios o hacia la misma iglesia.

Hoy, más que nunca, todos nosotros: Laicos, sacerdotes y obispos, debemos de tomar el coraje que San Pablo nos había enseñado al predicar sobre Cristo (Hch. 17), a no callar y anunciar sin miedo alguno a Jesús y denunciar lo malo, pues mientras nos estamos callando también estamos otorgando el paso libre a que se sigua corrompiendo nuestra sociedad.

Es tiempo de despertarnos y anunciar la verdad a esta sociedad que por medio de ideologías con intereses personales están atentando contra la vida, la familia y el matrimonio según el plan de Dios.

Anunciar y denunciar con parresia; ésta debe de ser la misión de las familias, de los laicos y el Clero en general utilizando todas las herramientas posibles para defender a los más vulnerables de nuestra sociedad, sin importar el lugar donde a uno le corresponda servir, sea en un puesto del gobierno e incluso en la misma iglesia o en el círculo de amigos o compañeros de la facultad.

Debemos de anunciar sin miedo ante esta cultura de la muerte que nos impone ideologías con fundamentos sensibles y emocionales ante toda una verdad científica y jurídica; también nosotros debemos de hacer conocer la verdad, y no es nuestra verdad, sino la verdad que es Jesús.

A San Pablo no le importaba perder la vida terrenal, pues ya tenía como propósito la vida eterna, por lo tanto, también así nosotros no tenemos mucho que perder, es más, tenemos todas las de ganar.

¡Animo! Dios está contigo.

Christian Pereira

RCC Paraguay

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *