COMO TRATAR A NUESTROS COMPAÑEROS DE TRABAJO

Tomado de: Evangelio de Lucas 7,36-50

Hola querido profesional en este día a partir del texto tomado del Evangelio de Lucas tendremos unos tips que nos servirán para tener una actitud de servicio frente a nuestros compañeros de trabajo.

De antemano quiere recordarte que cada uno de nosotros está llamado a servir y ser luz en el lugar donde estemos y se hace necesario que cada uno de nosotros refleje a Cristo y aún más en los sitios donde pasamos la mayoría de nuestro tiempo, como lo es nuestro lugar de trabajo o de estudio.

Parafraseando un poco el Texto bíblico, nos contextualizamos en la situación: “ Es Jesús invitado a comer a la casa de un Fariseo, él entra a la casa, se sienta en la mesa; una Mujer se entera que Jesús está allí y decide llegar, ella llorando le enjuaga los pies a Jesús, los perfuma, los besa y los seca con su cabellos; no faltando el inoportuno cuestiona el ministerio de Jesús y no contó con que él era capaz de ver lo que nuestros corazones sienten y nuestras mentes piensan, le cuenta una parábola sobre el perdón y el amor,  éste hombre  da respuesta de como es el verdadero amor y perdón; por ultimo Jesús persona los pecados de esta Mujer y la manda a irse en Paz”

Actitudes que nosotros debemos tomar del texto para  tratar de manera correcta a nuestros compañeros de trabajo:

  1. Contextualizarnos de su forma de ser: todos los seres humanos tenemos diversos comportamientos, costumbres, tradiciones y en la medida en que nosotros entremos a “su casa” que viene siendo tratándola, conversando con ellos, podremos saber que piensa y de qué manera puedo respetarlo y no agredir su ser.
  2. No lanzar juicio: no podemos adelantarnos a los hechos, mucho menos juzgar por su manera de vestir, o de tratar, no siempre la primera impresión es la correcta, algunas personas necesitan más confianza que otras para poder ser amigables, dado que por diversas circunstancias en su vida están prevenidos y lo hacen porque pueden tener miedo a ser lastimados, así mismo no podemos ser esos que hacen comentarios o murmuraciones porque concepto que te hiciste de alguien sin conocerlo.
  3. Servir: Posiblemente esa Mujer podía creer que ante la grandeza de Jesús, no podía hacer nada por él, pero hasta Jesús necesita ser atendido, al igual que nuestros compañeros de trabajo, la actitud de servicio debe ser desde el enseñar lo que no sepan hasta las necesidades en las que podamos ser solución para ellos.
  4. El otro es Amor: cuando yo reconozco que la otra persona es amor, porque Dios habita en ella y que en ellos soy capaz de experimentar el perdón y la reconciliación, no veo a los demás desde de sus defectos, sino desde la oportunidad para santificarme, acercarme a Jesús e incluso perdonar sus equivocaciones, podré alcanzar la paz en mi lugar de trabajo, aun cuando mis compañeros, se empeñen en tener un clima laboral tenso.

Hermano espero que al igual que esta mujer del Evangelio de Lucas pudo tener un encuentro con Jesús, recibir su perdón e irse en Paz, nosotros en nuestros lugares de trabajo o estudio, podamos también experimentarlos, con las personas que están a nuestro alrededor, recuerda que Dios ya te ha dado el amor y la paz a tu corazón, y ahora debes ser fuente para otros y de manera especial, no dejarte robar estos regalos que vienen de parte de él.

Dios te bendiga

Zaira Brito

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *