EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 3 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 14, 6-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a Tomás:

-«Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mi, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»

Felipe le dice:

-«Señor, muéstranos al Padre y nos basta.»

Jesús le replica:

-«Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mi ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre” ? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, hace sus obras, Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre; y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré. »

Palabra del Señor.

Reflexión:

Los discípulos aún pedían ver al Padre, cuando es el mismo Hijo quien nos lo muestra con su presencia, palabras, obras, prodigios y testimonio de vida. La riqueza de esta parte del evangelio según San Juan radica en la enseñanza de Jesús, quien como buen maestro ratifica a sus discípulos la verdad revelada que esta ante ellos, esta verdad es el propio Dios encarnado.

Ver a Jesús es ver a Dios Padre y vernos a nosotros mismos es ver lo que Dios creó a su imagen y semejanza, por eso estamos llamados a ser verdaderos templos del Espíritu Santo, con la sangre del cordero divino fuimos expiados de nuestros pecados y nos fue dada la salvación que no nos merecemos sino por la misericordia del Altísimo. El creer que Dios Padre esta en el Hijo y viceversa con la presencia viva del Santo Espíritu hacen de la Trinidad el más grande y maravilloso enigma para el hombre.

El Padre se glorifica en el actuar de su hijo Jesús y es a través del Salvador que se alcanza lo que se pide en nuestra oración; Jesús se complace en glorificar a su Padre y hace lo que a Él le agrada, por eso todo lo que le pidamos en nombre de Cristo, si es para nuestra salvación y gloria de Dios no nos será negado.

Pidamos al Espíritu Santo en este día el don de la fe para creer en Jesús, en su palabra y en sus promesas,  fe para creer en el plan maravilloso que Dios tiene para nuestras vidas, para ser fieles  al evangelio a pesar de las adversidades y para creer en lo imposible porque estamos con el Dios que todo lo hace posible.  ¡Amén!

1 comment

  1. DIOS ES LO MAS GRANDE QUE PODRÁ EXISTIR, NUNCA EN LA HISTORIA DE LA VIDA, CREACIÓN Y DEMAS, HABRÁ ALGO O ALGUIEN QUE SEA CAPAZ DE IGUALARLO. AMO A DIOS CON TODAS MIS FUERZAS. Y HE TENIDO EL PRIVILEGIO DE CONECTARME DIRECTAMENTE CON EL Y CON LA REALIDAD. TODO ES CUESTIÓN DE FE, CREAN EN EL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *