Visitación de la Santísima Virgen María

Hoy celebramos la fiesta de la Visitación, fiesta que fue introducida en 1263 por San Buenaventura, general de la Orden Franciscana, específicamente para su práctica en esa orden mendicante. San Lucas muestra como la gracia de la Encarnación, después de haber inundado a María, lleva salvación y alegría a la casa de Isabel. El Salvador de los hombres oculto en el seno de su madre, derrama el Espíritu Santo, manifestándose ya desde el comienzo de su venida al mundo. Con su visita a Isabel, María se transforma en el modelo de quienes en la Iglesia se ponen en camino para llevar la luz y alegría de Cristo a los hombres de todos los lugares y de todos los tiempos. San Ambrosio anota que fue María la que se adelantó a saludar a Isabel puesto que es la Virgen María la que siempre se adelanta a dar demostraciones de cariño a quienes ama.

Leer másVisitación de la Santísima Virgen María

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 31 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según San Lucas 1, 39-56

En aquellos días, Maria se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: -« ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.» María dijo: -«Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mi: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.» María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa.

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 31 DE MAYO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 30 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según San Marcos 10, 32-45

En aquel tiempo, los discípulos iban subiendo camino de Jerusalén, y Jesús se les adelantaba; los discípulos se extrañaban, y los que seguían iban asustados. Él tomó aparte otra vez a los Doce y se puso a decirles lo que le iba a suceder: -«Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, se burlarán de él, le escupirán, lo azotarán y lo matarán; y a los tres días resucitará.» Se le acercaron los hijos de Zebedeo, Santiago y Juan, y le dijeron: -«Maestro, queremos que hagas lo que te vamos a pedir.» Les preguntó: -«¿Qué queréis que haga por vosotros?» Contestaron: -«Concédenos sentarnos en tu gloria uno a tu derecha y otro a tu izquierda. » Jesús replicó: -«No sabéis lo que pedís, ¿sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber, o de bautizaros con el bautismo con que yo me voy a bautizar?» Contestaron: -«Lo somos.» Jesús les dijo: -«El cáliz que yo voy a beber lo beberéis, y os bautizaréis con el bautismo con que yo me voy a bautizar, pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mi concederlo; está ya reservado. » Los otros diez, al oír aquello, se indignaron contra Santiago y Juan. Jesús, reuniéndolos, les dijo: -«Sabéis que los que son reconocidos como jefes de los pueblos los tiranizan, y que los grandes los oprimen. Vosotros, nada de eso: el que quiera ser grande, sea vuestro servidor; y el que quiera ser primero, sea esclavo de todos. Porque el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por todos.»

Palabra del Señor

Reflexión:

En el evangelio de hoy, San Marcos  nos muestra como Jesús anuncia su pasión y muerte a los discípulos y los pone en alerta. Los discípulos estaban espantados y llenos de miedo, no entendían nada de lo que estaba sucediendo, pues ellos no relacionaban la palabra sufrimiento con el Mesías; no solo no entendían sino que estaban siguiendo sus ambiciones personales. Vemos como Santiago y Juan le piden a Jesús un lugar preferencial para cada uno en el Reino de Dios, queriendo adelantarse a Pedro. No entienden para nada la propuesta de Dios porque estan centrados en sus propios intereses. Esto refleja el enfrentamiento y las tensiones que existían en las comunidades de aquella época, y que tristemente existen hasta hoy en nuestras comunidades.

Jesús reacciona ante esa pregunta con mucha firmeza y les dice: “No sabéis lo que pedís” y les pregunta si son capaces de beber del cáliz que Él beberá y de recibir su mismo bautismo. ¡Es el cáliz del sufrimiento, el bautismo de sangre! Jesús quiere saber si ellos, en vez de un lugar privilegiado, aceptan entregar sus vidas hasta la muerte. Entonces los dos responden: “Podemos” Y vemos mas adelante en el evangelio como abandonarán a Jesús y lo dejarán solo a la hora del sufrimiento. En ese momento su conciencia y el egoísmo de sus realidades personales no los dejan ver que lo único que tiene Jesús para ofrecer es el cáliz y el bautismo, el sufrimiento y la cruz; y que el que da un lugar destacado al lado de Jesús es Dios.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 30 DE MAYO DE 2018

Santa Juana de Arco

Nació en el año 1412 en Donremy, Francia, en el seno de una familia campesina acomodada, creció en el campo y nunca aprendió a leer ni a escribir, pero su madre que era muy piadosa le infundió una gran confianza en el Padre Celestial y una tierna devoción hacia la Virgen María cada mes se confesaba y comulgaba, su gran deseo era llegar a la santidad y no cometer nunca ningún pecado.

Años más tarde, se sintió llamada por DIOS a una tarea que no parecía al alcance de una campesina analfabeta: dirigir el ejército francés, coronar como rey al delfin en Reims y expulsar a los ingleses del país. Por temor no contó a nadie nada al principio, pero posteriormente las voces fueron insistiéndole fuertemente en que ella, pobre campesina e ignorante, estaba destinada para salvar la nación y al rey y en aquel momento contó a sus familiares y vecinos. Las primeras veces las gentes no le creyeron, pero luego ante la insistencia de las voces y los ruegos de la campesina, un tío suyo la llevó donde el comandante del ejército de la ciudad vecina. Ella le conto que Dios la enviaba para llevar un recado al rey. Pero el militar no le creyó y la envió otra vez para su casa.

Leer másSanta Juana de Arco

San Maximino, Obispo

Nació en Silly (Poitiers-AQUITANIA). Descendía de un hogar muy piadoso. La santidad de Agricio, obispo de Tréveris, llevó a Maximino a abandonar su tierra natal e ir en busca de aquel prelado, para recibir lecciones de religión, ciencias y humanidades. El santo reconoció en el recién llegado una sutil inteligencia y un estable amor a la doctrina católica, razón por la que le otorgó las sagradas órdenes. En el ejercicio de estas ocupaciones hizo en breve tiempo notables progresos, donde fue ordenado presbítero, bajo la guía de san Agricio. Al fallecer Agricio, conocidos por el pueblo los atributos de Maximino, por voluntad unánime fue su sucesor, ocupando la catedral de Tréveris en el año 332.

Leer másSan Maximino, Obispo

Canción recomendada: “Nada Puede Separarte”

Título: “Nada Puede Separarte”

 

Artista: Athenas

“No hay nada que pueda

separarte de mi amor

No hay nada que pueda

separarte de mi amor

No hay nada, no hay nada

que pueda separarte de mi amor

Tú eres obra de mis manos

Con amor yo te he creado

De gran precio a mis ojos

Para mí tú eres valioso

Yo te amo y soy tu Dios”

A propósito de la fiesta de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) que celebramos este fín de semana que pasó, hoy les queremos recomendar la canción “Nada puede separarte” de Athenas, la cual viene incluida en su nuevo álbum “Todo Es Tuyo” lanzado durante el mes de febrero del presente año.

Sin embargo, ustedes se preguntaran ¿qué relación tiene esta canción con la Santísima trinidad? pues bien, esta canción hace referencia justamente a lo que estas tres personas y un solo Dios verdadero, hacen en la vida de cada ser humano. Es decir, en la primera estrofa: “tú eres obra de mis manos, con amor yo te he creado. De gran precio a mis ojos, para mí tú eres valioso. Yo te amo y soy tu Dios” los artistas hacen referencia a la persona del Padre y como Él se deleita creando vida y expresando lo orgulloso que esta nosotros.

En la segunda estrofa: “Porque yo te he redimido, con mi sangre te he comprado. Hoy te llamo por tu nombre, porque tú me perteneces. Yo soy tu Salvador”, la canción referencia lo que hizo el Hijo, Jesucristo, cuando llego a este mundo.

La tercera y última estrofa: “Y en el cielo yo te espero, un lugar te he preparado. Y cuando se haya cumplido el tiempo en esta tierra, Yo te recibiré” es la promesa que siempre se cumple en el Espíritu Santo.

Y es con el coro, que reafirmamos que no hay nada, que pueda separarnos de su amor, porque va de principio a fin, del alfa al omega.

Así pues hermanos, esta es una dedicatoria de nuestro Padre, por medio de su hijo y con el Espíritu Santo, reafirmando todo lo que un Dios trino siente por nosotros.

Dios los siga bendiciendo.

Diego Alejandro López

 

 

 

Beato Luis Biragui

Nació en Vignate (Milán, Italia) el 2 de noviembre de 1801.

El 28 de mayo de 1825, recibió la ordenación sacerdotal, fue destinado inmediatamente a la enseñanza en los seminarios de Castello sopra Lecco, Séveso y Monza. En 1833 lo nombraron director espiritual del seminario mayor de Milán. En 1848 volvió a la enseñanza, pero a causa de las vicisitudes políticas que se produjeron en Italia durante esos años, sobre todo en Lombardía y Venecia, fue destituido de su cargo por los austriacos en 1850. En 1855 fue nombrado doctor y, luego, viceprefecto de la Biblioteca Ambrosiana y canónigo honorario de la basílica de San Ambrosio. En 1873 el beato Pío IX le concedió el título de prelado doméstico de Su Santidad. En 1862 el Papa le dirigió una carta para que usase su gran influencia, actuara de mediador y pacificador entre el clero milanés, dividido por entonces en dos facciones: los promotores de la nueva unidad nacional italiana, que se estaba concretando, y los defensores del poder temporal del Papado. Mons. Biraghi era hombre de gran cultura y profunda vida interior; apasionado estudioso de patrología y arqueología, su conocimiento y admiración por la antigüedad cristiana, y su devoción por san Ambrosio, hicieron que fundara el instituto de las Religiosas de Santa Marcelina, para renovar el ideal de la virginidad consagrada, típica de la Iglesia primitiva, dedicándose simultáneamente a la educación de la juventud femenina. Mons. Biraghi fundó el instituto en 1838, en Cernusco sul Naviglio, con la colaboración de la madre Marina Videmari, que fue la primera superiora y la continuadora de la obra después de la muerte del fundador. También abrió otras casas, como colegios y escuelas, en varias ciudades. Ya sin compromisos pastorales directos, dedicó todas sus energías, hasta el fin, a la formación espiritual de sus religiosas y a la organización de la nueva congregación.

El 11 de agosto de 1879, 78 años, en Milán. Fue sepultado en el panteón familiar, en Cernusco sul Naviglio. En 1951 sus restos fueron trasladados a la capilla de la casa madre de las Religiosas de Santa Marcelina, en ese mismo pueblo.

DIOS te bendiga.

Andrea Mendoza

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 28 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según San Marcos 10, 17-27

En aquel tiempo, cuando salta Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: -«Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»

Jesús le contestó: -« ¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»

Él replicó: -«Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»

Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: -«Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»

A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: -«¡ Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios! »

Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: -«Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»

Ellos se espantaron y comentaban: -«Entonces, ¿quién puede salvarse?»

Jesús se les quedó mirando y les dijo: -«Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

La palabra de hoy nos invita a cumplir con los mandamientos que son un camino que nos lleva a la verdadera felicidad, sin embargo la afirmación que nos hace hoy Jesús -«Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.» Es claro que necesitamos desprendernos de aquello a lo cual estamos apegados si queremos alcanzar la salvación.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 28 DE MAYO DE 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 25 DE MAYO DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Marcos 10,1-12

En aquel tiempo, Jesús se marchó a Judea y a Transjordania; otra vez se le fue reuniendo gente por el camino, y según costumbre les enseñaba.
Se acercaron unos fariseos y le preguntaron, para ponerlo a prueba: «¿Le es licito a un hombre divorciarse de su mujer?»
Él les replicó: «¿Qué os ha mandado Moisés?»
Contestaron: «Moisés permitió divorciarse, dándole a la mujer un acta de repudio.»
Jesús les dijo: «Por vuestra terquedad dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios “los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne.” De modo que ya no son dos, sino una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.»
En casa, los discípulos volvieron a preguntarle sobre lo mismo.
Él les dijo: «Si uno se divorcia de su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra la primera. Y si ella se divorcia de su marido y se casa con otro, comete adulterio.»

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 25 DE MAYO DE 2018

VIRGEN MARIA AUXILIADORA.

24 de Mayo.

FIESTA DE MARIA AUXILIADORA:

Un día como hoy, la Iglesia conmemora una vez más, a la Santísima Virgen, bajo el título de Auxiliadora de los Cristianos

Nuestra costumbre de llamar a  maria ” MARIA AUXILIADORA” viene desde hace muchos años por  la Iglesia de la antigüedad acostumbraban llamar a la Santísima Virgen con el nombre de Auxiliadora, que en su idioma, el griego, se dice con la palabra “Boetéia”, que significa “La que trae auxilios venidos del cielo”. San Juan Crisóstomo, nacido en torno a los años 345-350 y obispo de Constantinopla desde el año 398, la llamaba «Auxilio potentísimo, fuerte y eficaz de los que siguen a Cristo».Este título tomó fuerza  con el papa Pío V en el siglo XVI y fue definitivamente popularizado con el desarrollo de las obras educativas y apostólicas de Don Bosco en el siglo XIX.  En las siguientes fechas, ocurrieron acontecimientos que acrecentaron la fe en la intercesión de Maria Auxiliadora:

El 7 de octubre de 1571 día de la batalla de Lepanto. Tras la victoria, se propagó la invocación de “María, auxilio de los cristianos”, de boca de los soldados sobrevivientes de Lepanto, difundiéndose por yoda Europa.

El 12 de septiembre de 1683, cuando el rey de Polonia, Juan Sobieski, a pesar de contar con un ejército inferior en fuerzas, se encomendó a la ayuda de María Auxiliadora y venció el ejército ruso.

Al papa Pío VII, quien gobernó la Iglesia católica entre 1800 y 1823. le correspondió los años de la consolidación del Imperio napoleónico. Firmó con Napoleón Bonaparte un Concordato que parecía garantizar la paz entre la Iglesia y Francia en 1801. En 1804 fue a París para la coronación del nuevo emperador. Muy pronto las aspiraciones ambiciosas de Napoleón lo pusieron en contra de la Iglesia. En 1806 el papa se negó a sumarse a la exigencia de Napoleón de bloquear a Inglaterra, lo que condujo a una invasión francesa de los Estados Pontificios y puso en prisión al papa. En su cautiverio, situación ésta que le causó un gran sufrimiento y deterioró bastante su salud, el papa prometió a la Virgen que si recuperaba su libertad y volvía a Roma, declararía ese día como solemne en honor de María Auxilio de los cristianos. Bien pronto la suerte de Napoleón cambió y Pío VII recuperó su libertad. Llegó a Roma el 24 de mayo de 1814 y cumplió su promesa. El Papa para manifestar el agradecimiento a la Virgen María, bajo su título de Auxilio de los Cristianos y como un expreso reconocimiento de la infalible protección de la Madre de Dios, estableció la fiesta de María Auxiliadora el 24 de mayo para perpetuar el recuerdo de su entrada triunfal a Roma al volver de su cautiverio en Francia.

Leer másVIRGEN MARIA AUXILIADORA.