REFLEXIÓN DEL EVANGELIO 17 DE NOVIEMBRE DE 2.018

Del evangelio según San Mateo 25 (31-40)

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: “Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, y todos los ángeles con él, se sentará en el trono de su gloria, y serán reunidas ante él todas las naciones. Él separará a unos de otros, como un pastor separa las ovejas de las cabras. Y pondrá las ovejas a su derecha y las cabras a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha: “Venid vosotros, benditos de mi Padre; heredad el reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui forastero y me hospedasteis, estuve desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis, en la cárcel y vinisteis a verme.” Entonces los justos le contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre y te alimentamos, o con sed y te dimos de beber?; ¿cuándo te vimos forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos?; ¿cuándo te vimos enfermo o en la cárcel y fuimos a verte?” Y el rey les dirá: “Os aseguro que cada vez que lo hicisteis con uno de éstos, mis humildes hermanos, conmigo lo hicisteis.”

Y entonces dirá a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de deber, fui forastero y no me hospedasteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis.” Entonces también éstos contestarán: “Señor, ¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o forastero o desnudo, o enfermo o en la cárcel, y no te asistimos?” Y él replicará: “Os aseguro que cada vez que no lo hicisteis con uno de éstos, los humildes, tampoco lo hicisteis conmigo.” Y éstos irán al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.”     

Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

El Evangelio de hoy nos lleva a reflexionar que Jesús se identifica con aquellos, que pasan hambre, que tienen sed, con los que están enfermos, presos, con los que están desnudos, ÉL quiere que cada uno de nosotros ayudemos a estas personas que quizás en muchas ocasiones pasan necesidades por las realidades que viven a diario. El señor es claro hoy en su palabra, no importa que tan religioso sea, si estás todos los días orando, yendo a la iglesia, asistiendo a la eucaristía o a grupos de oración, pero si en ti no están las obras, tu fe queda en nada, al final Dios te pedirá cuentas de que has hecho con todo lo que te dio en la tierra.

¿A quiénes has ayudado?, ¿realmente estamos haciendo las obras de misericordia como lo menciona Jesús en el Evangelio?  Es momento de hacer un pare en el camino y revisar si realmente has cumplido con la palabra de Dios, sencillamente es reconocer a Jesús en el otro, en mi hermano, en el más necesitado y así tendrás un lugar en el reino prometido.

Feliz día.

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 16 DE NOVIEMBRE DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17,26-37

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre: comían, bebían y se casaban, hasta el día que Noé entró en el arca; entonces llegó el diluvio y acabó con todos. Lo mismo sucedió en tiempos de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, sembraban, construían; pero el día que Lot salió de Sodoma, llovió fuego y azufre del cielo y acabó con todos. Así sucederá el día que se manifieste el Hijo del hombre. Aquel día, si uno está en la azotea y tiene sus cosas en casa, que no baje por ellas; si uno está en el campo, que no vuelva. Acordaos de la mujer de Lot. El que pretenda guardarse su vida la perderá; y el que la pierda la recobrará. Os digo esto: aquella noche estarán dos en una cama: a uno se lo llevarán y al otro lo dejarán; estarán dos moliendo juntas: a una se la llevarán y a la otra la dejarán.»
Ellos le preguntaron: «¿Dónde, Señor?»
Él contestó: «Donde se reúnen los buitres, allí está el cuerpo.»

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 16 DE NOVIEMBRE DE 2018

REFLEXION Y EVANGELIO DEL 13 DE NOVIEMBRE DEL 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas 17, 7-10

En aquel tiempo, dijo el Señor: «Suponed que un criado vuestro trabaja como labrador o como pastor; cuando vuelve del campo, ¿quién de vosotros le dice: “En seguida, ven y ponte a la mesa”? ¿No le diréis: “Prepárame de cenar, cíñete y sírveme mientras como y bebo, y después comerás y beberás tú”? ¿Tenéis que estar agradecidos al criado porque ha hecho lo mandado? Lo mismo vosotros: Cuando hayáis hecho todo lo mandado, decid: “Somos unos pobres siervos, hemos hecho lo que teníamos que hacer.”»

Palabra del Señor.

Reflexión

El evangelio del día de hoy nos invita a reflexionar sobre nuestras actitudes frente a los demás, a reflexionar sobre cómo estoy actuando con los demás y lo más importante cómo estoy actuando en mi vida cristiana, en mi servicio.

Leer másREFLEXION Y EVANGELIO DEL 13 DE NOVIEMBRE DEL 2018

REFLEXIÓN Y EVANGELIO DEL 12 DE NOVIEMBRE DEL 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas (17,1-6):

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Es inevitable que sucedan escándalos; pero ¡ay del que los provoca! Al que escandaliza a uno de estos pequeños, más le valdría que le encajaran en el cuello una piedra de molino y lo arrojasen al mar. Tened cuidado. Si tu hermano te ofende, repréndelo; si se arrepiente, perdónalo; si te ofende siete veces en un día, y siete veces vuelve a decirte: “Lo siento”, lo perdonarás.»
Los apóstoles le pidieron al Señor: «Auméntanos la fe.»
El Señor contestó: «Si tuvierais fe como un granito de mostaza, diríais a esa morera: “Arráncate de raíz y plántate en el mar.” Y os obedecería.»

Palabra del Señor

Leer másREFLEXIÓN Y EVANGELIO DEL 12 DE NOVIEMBRE DEL 2018

REFLEXION Y EVANGELIO DEL 06 DE NOVIEMBRE DEL 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas (14,15-24)

En aquel tiempo, uno de los comensales dijo a Jesús: «¡Dichoso el que coma en el banquete del reino de Dios!»

Jesús le contestó: «Un hombre daba un gran banquete y convidó a mucha gente; a la hora del banquete mandó un criado a avisar a los convidados: “Venid, que ya está preparado.” Pero ellos se excusaron uno tras otro. El primero le dijo: “He comprado un campo y tengo que ir a verlo. Dispénsame, por favor.” Otro dijo: “He comprado cinco yuntas de bueyes y voy a probarlas. Dispénsame, por favor.” Otro dijo: “Me acabo de casar y, naturalmente, no puedo ir.” El criado volvió a contárselo al amo. Entonces el dueño de casa, indignado, le dijo al criado: “Sal corriendo a las plazas y calles de la ciudad y tráete a los pobres, a los lisiados, a los ciegos y a los cojos.” El criado dijo: “Señor, se ha hecho lo que mandaste, y todavía queda sitio.” Entonces el amo le dijo: “Sal por los caminos y senderos e insísteles hasta que entren y se me llene la casa.” Y os digo que ninguno de aquellos convidados probará mi banquete.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

El evangelio del día de hoy nos relata una parábola muy importante dentro del ministerio de Jesús, pues El mismo nos cuenta sobre la gran cena del Señor, a la cual todos estamos invitados, pero así como dice el evangelio, muchos rechazan esta invitación.

Leer másREFLEXION Y EVANGELIO DEL 06 DE NOVIEMBRE DEL 2018

Evangelio y Reflexión del 05 de Noviembre de 2018

Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 14,12-14

En aquel tiempo, dijo Jesús a uno de los principales fariseos que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»

Palabra del Señor

Leer másEvangelio y Reflexión del 05 de Noviembre de 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 03 DE NOVIEMBRE DE 2018

Del evangelio según San Lucas 14 (1, 7-11)

Un sábado, Jesús entró a comer en casa de uno de los principales fariseos. Ellos lo observaban atentamente

Y al notar cómo los invitados buscaban los primeros puestos, les dijo esta parábola:

«Si te invitan a un banquete de bodas, no te coloques en el primer lugar, porque puede suceder que haya sido invitada otra persona más importante que tú, y cuando llegue el que los invitó a los dos, tenga que decirte: “Déjale el sitio”, y así, lleno de vergüenza, tengas que ponerte en el último lugar. Al contrario, cuando te inviten, ve a colocarte en el último sitio, de manera que cuando llegue el que te invitó, te diga: “Amigo, acércate más”, y así quedarás bien delante de todos los invitados. Porque todo el que ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado».

Palabra del señor.

Reflexión

El evangelio de hoy nos lleva a reflexionar sobre la humildad, y en diferentes libros de la sagrada biblia se nos recalca y así mismo Jesús nos lo demostró en su paso por la tierra, ser mansos y humildes de corazón.

La humildad nos lleva a ver las grandezas de un Dios que no se cansa de dar lo mejor a nosotros sus hijos, una persona con humildad adquiere grandeza en el corazón de los demás, acepta a las demás personas tal cual como son, valora cada instante, a cada persona y sabe escuchar con prudencia.

En este evangelio de Lucas, Jesús nos invita a pensar un poco más en el prójimo más que en nosotros mismos, porque las personas que se ensalzan así mismo solo piensan en sus propios intereses, en conseguir cosas quizás materiales más que las espirituales, son aquellas que les gusta que las vean, que les recalquen en cada momento su trabajo, que se fijen en cada cosa que realiza, que hablen de su servicio de lo bien que lo hace. Esto se llama egoísmo, un fruto del pecado capital de la soberbia, y una persona soberbia no tiene cabida en el Reino de los Cielos.

La invitación el día de hoy es que debemos esmerarnos por ser humildes, y practicarlo, amar al prójimo, y si estoy ocupando los primeros puestos, dejar que mis hermanos puedan hacerlo y yo pueda tomar los últimos, así como Jesús lo hizo al lavarle los pies a los discípulos, siendo el primero se hizo el último para demostrar que tan grande es su amor.

Dios te bendiga.

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 2 DE NOVIEMBRE DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Juan 14, 1-6

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No perdáis la calma: creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias, y me voy a prepararos sitio. Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy ya sabéis el camino. Tomás le dice: Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino? Jesús le responde: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre sino por mí.

Palabra de Dios

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 2 DE NOVIEMBRE DE 2018

REFLEXION Y EVANGELIO DEL 30 DE OCTUBRE DEL 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas 13,18-21

En aquel tiempo, decía Jesús: «¿A qué se parece el reino de Dios? ¿A qué lo compararé? Se parece a un grano de mostaza que un hombre toma y siembra en su huerto; crece, se hace un arbusto y los pájaros anidan en sus ramas.»

Y añadió: «¿A qué compararé el reino de Dios? Se parece a la levadura que una mujer toma y mete en tres medidas de harina, hasta que todo fermenta.»

Palabra del Señor.

Reflexión:

El evangelio del día de hoy nos hace una invitación muy especial, una invitación a ser más conscientes de las realidades que nos rodean, una invitación a dejarnos sorprender por la maravillas de la creación, porque es allí donde entendemos y comprendemos realmente la grandeza de Dios.

Leer másREFLEXION Y EVANGELIO DEL 30 DE OCTUBRE DEL 2018

EVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 29 DE OCTUBRE DE 2018

Lectura del santo evangelio según san Lucas (13,10-17):

Estaba un sábado enseñando en una sinagoga, y había una mujer a la que un espíritu tenía enferma hacía dieciocho años; estaba encorvada, y no podía en modo alguno enderezarse. Al verla Jesús, la llamó y le dijo: «Mujer, quedas libre de tu enfermedad.» Y le impuso las manos. Y al instante se enderezó, y glorificaba a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiese hecho una curación en sábado, decía a la gente: «Hay seis días en que se puede trabajar; venid, pues, esos días a curaros, y no en día de sábado.» Replicóle el Señor: «¡Hipócritas! ¿No desatáis del pesebre todos vosotros en sábado a vuestro buey o vuestro asno para llevarlos a abrevar? Y a ésta, que es hija de Abraham, a la que ató Satanás hace ya dieciocho años, ¿no estaba bien desatarla de esta ligadura en día de sábado?» Y cuando decía estas cosas, sus adversarios quedaban confundidos, mientras que toda la gente se alegraba con las maravillas que hacía.

Palabra del Señor.

Leer másEVANGELIO Y REFLEXIÓN DEL 29 DE OCTUBRE DE 2018